26 de enero de 2012 13:12 PM
Imprimir

Laboratorio denuncia que Senacsa fraguó validez de vacunas antiaftosa

PARAGUAY : Las vacunas “Aftogen”, de la serie 617, de procedencia argentina, habían dado resultados no satisfactorios en el control físico-químico practicado el 24 de setiembre de 2009, pero luego fueron autorizados por Senacsa con resultado de “satisfactorio”, durante la administración del destituido Daniel Rojas.

Según la explicación de María Eugenia Acosta, del Laboratorio Galmedic, en el análisis de resistencia que se había practicado, dicha vacuna importada se destruyó (rompió emulsión) a las 15 horas de haberse puesto a 56 grados, con lo que no cumplió la condición mínima requerida.

Señaló que esa podría ser una de las causas que propiciaron los dos brotes de fiebre aftosa en San Pedro, a pesar de lograrse una alta cobertura de vacunación.

Detalló que el manual del Centro Panamericano de la Fiebre Aftosa (Panaftosa) establece que toda vacuna de emulsión primaria debe permanecer estable por lo menos 5 días a 56 grados, mientras que la referida soportó apenas 15 horas.

Decomiso de 1.500.000 vacunas de Galmedic

Esta irregularidad denunciada por Acosta se dio a conocer a la prensa cinco meses después, es decir, el 2 de febrero de 2010, en coincidencia con el decomiso y la orden de destrucción de un lote de 1.500.000 dosis de vacunas antiaftosa de la marca Galafto, de Galmedic, mediante la resolución 2668/2010, establecida por Daniel Rojas.

Según María Eugenia Acosta, esa disposición oficial de Rojas permitió la venta obligatoria de las marcas importadas. ”Sacaron del mercado nuestras 1.500.000 dosis de vacunas para la campaña de vacunación de 2010, de modo a que quedaron exactamente 12.000.000, y de esa manera, obligatoriamente, se pudieron vender las vacunas extranjeras”, acusó Acosta

La versión de Rojas

Por su parte, el destituido presidente del Senacsa Daniel Rojas expresó que María Eugenia Acosta, del laboratorio Galmedic, intentó chantajear al ente.

“La señora Acosta pretendió utilizar la información que poseía mucho antes sobre el Senacsa para que la institución retirase la apelación judicial con relación al litigio sobre el retest de las vacunas que le fueron rechazadas”, dijo Rojas. Las mismas no superaron las pruebas de potencia y pureza aplicadas por el Senacsa.

A su vez, Acosta señaló que se destituyó a Rojas, pero los funcionarios que fraguaron los resultados siguen en sus puestos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *