15 de enero de 2010 13:49 PM
Imprimir

Alemania prohibe el ingreso de vino argentino

Las exportaciones de vino argentino a Alemania fueron suspendidas en forma momentánea luego de que las autoridades de aquel país detectaron la presencia de un antibiótico en algunas partidas de productos procedentes de Mendoza. Además de suspender las importaciones, se retiraron esos productos del mercado.

En rigor, se detectaron restos “demasiado elevados” del antibiótico natamicina en siete de los 42 vinos argentinos analizados, según informó Peter Hauk, ministro de Defensa del Consumidor del Estado federado de Baden Wurttemberg, en Alemania.
En total se investigaron en las últimas semanas 237 vinos de países productores como España, Chile, Sudáfrica, México y Estados Unidos. Todos pasaron la prueba, aunque no los argentinos.

Los residuos de natamicina detectados “no significan un peligro para la salud del consumidor, pero es algo que no tiene por qué estar en una botella de vino”, dijo Hauk, al explicar los motivos de la determinación.

En Europa está prohibido tratar los vinos con natamicina o importar vinos que lo contengan. El natamicina es un antifungicida que se utiliza en la producción de alimentos, sobre todo en la corteza de quesos o embutidos.

Según la prensa alemana, entre algunas de las bodegas en las que se detectaron inconvenientes aparecen Villa Paola, Villa Atuel, Marañón, Cruz del Indio y Anelo Neuquén Patagonia. Las botellas retiradas del mercado serían 120.000.

Desde el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) –el organismo encargado de fiscalizar, entre otras, estas cuestiones en la Argentina–, Guillermo García, explicó esta situación al sostener que “Alemania usa un equipamiento 300 veces más sensible” que el que posee el INV. Por lo tanto, no lo íbamos a detectar”.

En tanto, el funcionario aseguró que ya se compraron equipos nuevos para realizar controles más rigurosos.

Este no es el primer episodio de este tipo que ocurre con Alemania.

En diciembre, las autoridades de control de alimentos de ese país habían denunciado la existencia de natamicina en vinos argentinos, que debieron ser retirados de las estanterías de los comercios en los que se vendían.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *