29 de enero de 2012 10:15 AM
Imprimir

Trasladan ganado ingresado al país en forma ilegal

URUGUAY :  Unos 160 vacunos cruza Hereford con razas cebuinas y 13 equinos, que ingresaron al país en forma ilegal en la zona de Curticeiras (Rivera), fueron trasladados bajo la supervisión del director de Dicose, José Sosa Días, desde esa zona a un campo de la Dirección de Laboratorio Veterinario (Dilave) “Miguel C. Rubino” en […]

URUGUAY :  Unos 160 vacunos cruza Hereford con razas cebuinas y 13 equinos, que ingresaron al país en forma ilegal en la zona de Curticeiras (Rivera), fueron trasladados bajo la supervisión del director de Dicose, José Sosa Días, desde esa zona a un campo de la Dirección de Laboratorio Veterinario (Dilave) “Miguel C. Rubino” en Puntas de Cardoso, donde permanecerán hasta que se adjudique su faena.
De acuerdo a lo que establece la Ley 3.606 (promulgada en 1910) en la que se califica como “invasores” a aquellos animales que ingresan a territorio nacional en forma ilegal, éstos deben ser decomisados y enviados a faena sanitaria.
En este caso, “se pudo comprobar que las reses habían sido vacunadas contra la aftosa y que no representaban un peligro para el estatus sanitario del país, pero tal confirmación vino después que las habíamos inmunizado”, sostuvo Sosa Días a El País.
La faena sanitaria debe realizarse en una planta habilitada para el abasto interno, proceso al que se llega mediante una licitación, según lo establecido por la legislación vigente.
Los equinos, en cambio, son entregados a la Guardia de Coraceros, dependencia que luego los distribuye entre las Brigadas de Prevención del Abigeato (Bepra).
Al predio ubicado sobre la línea divisoria, terceras personas hacían ingresar las reses cortando los alambrados. Luego del procedimiento, un productor norteño, por intermedio de un abogado “presentó un escrito, afirmando que los animales se escapaban por la falta de alimento, y que ingresaban a ese predio, porque los alambrados estaban en mal estado”, comentó el jerarca. Pero la versión fue descartada por las autoridades locales.
Por el momento, Dicose no tiene en la mira ningún otro establecimiento en la frontera sospechoso de introducir ilegalmente animales desde Brasil y haciendo peligrar el estatus sanitario del país.
Este tipo de maniobras delictivas se registran cuando los precios del ganado están altos y años atrás se habían registrado algunos casos similares también en Rivera.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *