30 de enero de 2012 10:29 AM
Imprimir

Dólar y agro, una relación simbiótica

COLOMBIA : Pese a que la caída del dólar estaba pronosticada, nadie se imaginó que fuera tan fuerte. En los primeros 26 días del año, ha tenido una caída de 113 pesos. La divisa comenzó el año en $1.913 y hoy cayó a $1.800, con lo cual es la moneda más revaluada de los mercados emergentes este año.

El Gobierno Nacional previendo esta situación tomó a mediados del año pasado siete medidas para aliviar esta revaluación, entre las que se encuentran una disminución de los aranceles de importación del 12.2% al 8.2% buscando reducir los costos de producción del sector agropecuario -sobre todo en insumos, fertilizantes, maquinaria agrícola y equipos para la infraestructura de riego- y una línea Finagro hasta por $50 mil millones para hacer coberturas cambiarias para minimizar los riesgos del sector agro exportador. Para los que no están familiarizados con el tema, la cobertura cambiaria permite realizar operaciones futuras con el tipo de cambio deseado, con lo cual se logra mejor planeación financiera.

Fueron pocos los exportadores del agro que tomaron precauciones, el resto se encuentran en una situación económica difícil por falta de información y conocimientos que no dominan sobre opciones de manejo financiero que seguramente les hubiera permitido minimizar sus riesgos. Ya no basta en especializarse en producción y calidad, sino también en gestión financiera y líneas de crédito.

El grave problema es que los empresarios del campo no tienen conocimientos de las medidas e instrumentos que se pueden aplicar para estar preparados ante estos vaivenes. Son pocos los agroexportadores que tienen una visión muy técnica respecto de la volatilidad cambiaria. El resto siempre anda exigiendo la ayuda del Estado en vez de aprender a manejar el riesgo cambiario con herramientas que el sistema financiero nacional e internacional está ofreciendo. Pero más que llorar por algo sobre lo que no se tiene control, la pregunta que queda sobre la mesa es ¿cómo subsistir con un dólar por debajo de los 1.800 pesos? Especialmente porque los expertos vienen advirtiendo desde hace rato que estos valores llegaron para quedarse.

El programa de coberturas creado por el Gobierno Nacional, a través del ministerio de agricultura, que consiste en subsidiar un porcentaje del costo de las coberturas sobre la tasa de cambio, es una herramienta que ayuda a proteger el ingreso de los agroexportadores frente a variaciones en la tasa de cambio, así como propiciar una cultura de prevención del riesgo. Hoy el Gobierno aporta $80 por dólar cubierto para los grandes y medianos productores y $100 por dólar cubierto para pequeños productores. Pero esto no es suficiente y por lo tanto se hace necesario la aprobación de una línea de crédito de fomento agropecuario en dólares, tanto para capital de trabajo como para inversión, lo cual implicaría una cobertura natural. Esta alternativa puede ayudar a dar estabilidad a los productores ante los vaivenes de la divisa norteamericana. Para nadie es un secreto de que la relación que existe entre el dólar y el agro es simbiótica. No pueden vivir uno sin el otro. Cuando uno está bien el otro también y si el precio del dólar va mal, el agro -o al menos buena parte de él- queda al borde del colapso. Esta inevitable dependencia termina debilitando al sector

Ya no hay espacio para lamentarse. Es hora de actuar y de buscar soluciones a mediano y largo plazo ¡ya! .

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *