15 de enero de 2010 19:51 PM
Imprimir

La importancia de los estafilococos coagulasa negativos en la lucha frente a las mastitis

El riesgo de infección por éstos está ligado fundamentalmente a factores ambientales

Un reciente estudio muestra que la infección por estafilococos coagulasa negativos no debe dejarse de lado en el tratamiento de las mastitis, y que dicho tratamiento debe ser diferente al que se da en infecciones por otro tipo de bacterias.Especialistas de la salud mamaria del Servicio de Salud Animal Holandés han realizado un trabajo en el que han observado las causas del elevado recuento de células somáticas en 49 rebaños lecheros holandeses. En ellos encontraron que los estafilococos coagulasa negativos (CNS, por sus siglas en inglés) estaban en el 11% de los casos (de un total de 4.220 muestras de leche). Los CNS son un grupo de bacterias (existen más de 40 diferentes) que aparecen en explotaciones con bajos recuentos de células somáticas. Hay granjas que tienen menos de 200.000 células por mililitro. Los ganaderos que tienen mayor número luchan, sobre todo, contra la primera causa de este elevado recuento, que es Staphylococcus aureus.
Se investigaron los factores de riesgo asociados con los CNS. Encontraron que éstos son, principalmente, factores medioambientales, lo que les resultó bastante sorprendente ya que los de S. aureus están relacionados con los animales. Esto significa que el ganadero tiene que afrontar de diferente manera las mastitis ocasionadas por ambas bacterias.
Se ha demostrado también que los CNS tienen una mayor prevalencia en novillas. Casi el 20% de las novillas en los Países Bajos tienen un recuento celular somático de más de 150.000 en el primer registro de leche, mientras que en Bélgica este porcentaje asciende hasta el 30%. Los costes medios por novilla son de alrededor de 31 euros.
Finalmente, el 30% de los CNS son resistentes a la penicilina. Sin embargo, la eliminación de los animales con estas bacterias no es la solución, ya que pueden tratarse con otros tipos de antibióticos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *