30 de enero de 2012 07:13 AM
Imprimir

Las oportunidades que abre el escenario mundial para los exportadores chilenos

Las turbulencias en los mercados han sido terreno fértil para el arbitraje y la inquietud de los agentes privados. Sin embargo, la situación europea, la reactivación norteamericana y la pujante actividad china, motivan la búsqueda de nuevos nichos para el sector externo del país.

La encrucijada financiera en la Zona Euro, la recuperación económica de EE.UU. y la todavía boyante actividad china, marcarán el año para los exportadores chilenos. El punto de partida es un ascenso de 20% en los envíos durante 2012, y si bien persisten dosis relevantes de incertidumbre, diversos representantes gremiales reconocen que la coyuntura ofrece interesantes oportunidades.

Menos expuesta

Así lo consigna el presidente de Asimet, Ernesto Escobar, quien asegura que en momentos de conflicto se abren ventanas de negocios  “que uno debe ser capaz de identificar”. Por lo pronto, destaca que “todos los industriales buscan tener lo más diversificada posible su cartera de clientes y los mercados a que uno apunta”.

Comenta que han solicitado una instancia de diálogo con el gobierno para potenciar la exploración de nuevos nichos y así desarrollar actividades de manufacturas más complejas, de mayor valor agregado, con la incorporación de tecnologías que hoy no se están utilizando en el país.  Sostiene que los productores del área metalúrgica y metalmecánica tienen como principal objetivo a países latinoamericanos, asiáticos y del Nafta. “Somos  menos dependientes de la Unión Europea (UE) y de EE.UU.”, explica, por lo que están distanciados del deterioro en  esas latitudes.   Con todo, el ámbito prevé un ascenso en sus salidas cercano al 20% para el presente ejercicio.

Para el titular de Asexma, Roberto Fantuzzi, el potencial cierre de algunos mercados “nos obliga a conquistar otros, y el sólo hecho de ser creativos es algo positivo”, aunque advierte que será indispensable estar atento en materia de competitividad.

Agro mira a Asia

El presidente de Asoex, Ronald Bown, reconoce que el cuadro internacional, especialmente para la fruta fresca, “no es el más optimista, en particular porque Europa y EE.UU. han sido siempre nuestros principales destinos”.  Sin embargo, percibe en este contexto la posibilidad de potenciar negocios  en Asia. “La construcción de cadenas logísticas es de gran valor para elevar el volumen de comercialización en esas zonas, así como también lo son las actividades de promoción”, agrega.

Optimista es el titular de Fedefruta, Antonio Walker, quien consigna que no obstante el panorama foráneo “la fruticultura es un rubro luminoso y mundialista; nunca va a pasar de moda, a diferencia de la tecnología”.  Subraya que  las oportunidades para diversificar están, por ejemplo, en América Latina, el Lejano Oriente, China, India, Rusia y el Sudeste Asiático.

En tal sentido, no anticipa una merma en los precios “ya que en períodos de crisis la gente deja de ir a restoranes, pero consume más alimentos en sus hogares”, por lo que no habría efectos sobre la demanda.

Desde la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), se proyecta que todos los rubros moderarán su desempeño en 2012, a excepción del sector pecuario; en tanto, la Encuesta Enagro 2011 arrojó que un 46% de los consultados estima que le irá mejor este año, versus el 29% que opinaba lo mismo en 2010.

Ventajas competitivas en salmón, vino, frutas, sector forestal y minería

Para el titular de Direcon, Jorge Bunster, los 22 acuerdos que tiene Chile con 58 países dan pie para que en un contexto internacional “más débil”, el país aproveche “sus ventajas competitivas”.

En tal sentido, la implementación del tratado comercial suscrito con Malasia y las negociaciones para hacerlo con Tailandia, Hong Kong e India “profundizarán aún más esa preferencia que tiene el sector exportador chileno para acceder a los mercados”, asegura. Según relata, en concreto, los principales ámbitos que presentan condiciones comparativamente favorables son el forestal, vitivinícola, frutícola, salmonero y minero. 

Por su parte, el director de ProChile, Félix de Vicente, enfatizó que será clave la creación del Comité de Industrias y Servicios, como parte de los esfuerzos del gobierno por potenciar a los distintos rubros y promover de manera integral al país en todas sus industrias.

También resaltó el fortalecimiento de la división de Alimentos y la promoción de los rubros locales más emblemáticos a través de las marcas sectoriales. “Chile es uno de los tres países en el mundo donde el alimento representa más de un 10% del Producto Geográfico Bruto (PGB); es un tema muy importante para nuestra economía y el empleo”, expresó.

Se refirió, asimismo, al desarrollo de dos campañas que buscan posicionar el salmón y el vino nacional en los mercados de Brasil y Norteamérica, y EE.UU. y Asia, respectivamente. En relación a las Pymes, apuntó el programa de coaching con el que se busca capacitar a los empresarios “de tal manera que puedan salir de forma consistente al exterior”.

Sobre la posibilidad de crear una Subsecretaría de Comercio, como lo han planteado diversos representantes gremiales, Bunster manifestó que es una materia que considera la reforma de la Cancillería. Y si bien, aseveró, es un desafío que debe discutirse en el Parlamento, “es muy probable que se camine en esa dirección”.

Minería firme

Si bien las turbulencias seguirán marcando la pauta en los mercados globales, al menos, en el horizonte previsible, las expectativas para las exportaciones de cobre continúan siendo favorables, en base, sobre todo, a la robustez que mantienen economías como la china.  

El presidente de la Sociedad Nacional de la Minería (Sonami), Alberto Salas, ha señalado que aunque hay “un clima de incertidumbre global” para este año, “las condiciones del mercado se aprecian sólidas para la industria minera”. La entidad espera que el valor del metal rojo permanezca entre los US$3,60 y US$4 la libra, al tiempo que la producción escalaría en un 7% a 5,7 millones de toneladas con embarques por cerca de US$53 mil millones; alrededor de US$1.000 millones más que en 2011.  Esto, en línea con proyectos de inversión en el sector que se estiman en US$80.000 millones para el tramo 2011-2018.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *