30 de enero de 2012 17:34 PM
Imprimir

Viñateros ven riesgo de sequía y escasez de mano de obra de cara a la próxima vendimia

CHILE : Los principales valles afectados por la falta de agua son Aconcagua, Maipo y Casablanca. Déficit hídrico podría perjudicar la calidad de los vinos y repercutir en los niveles de producción de 2012.

A poco más de un mes de que las viñas nacionales comiencen la vendimia 2012, varios son los riesgos que amenazan la tranquilidad de la cosecha. Según explican en la industria vitivinícola, una de las mayores preocupaciones de cara a esta temporada es la fuerte sequía que está afectando a regiones viñateras como la IV, V y VI.

José Guilisasti, gerente general de viña Emiliana, afirma que a lo largo de este año la falta de agua ha sido una problemática para el sector. “A principios de año se esperaba una cosecha mucho mayor que la que se produjo en 2011. Sin embargo, la escasez de agua va a jugar en contra de eso, como es el caso de algunas cepas, como el cabernet sauvignon”, afirma el ejecutivo.

Guilisasti explica que una menor capacidad de riego en los viñedos podría afectar los rendimientos por hectárea que tienen las plantaciones. “Esto no sólo se podría ver reflejado en esta temporada, sino que también la próxima”, señala el gerente.

Por su parte, el gerente general de la matriz vitivinícola del grupo Bethia, Bethwine, Wilfred Leigh, sostiene que si bien no existe una severa crisis hídrica para esta vendimia, sí hay algunos valles, como Aconcagua, Maipo y Casablanca, que están teniendo más dificultades para acceder al agua.

“Vemos una vendimia normal. Pero el fantasma de la falta de agua existe, y eso podría afectar la calidad de la uva. Eso se verá una vez que hayamos cosechado”, dice Leigh.

Mano de obra

No sólo la sequía está generando dolores de cabeza a los viñateros. Otro de los puntos preocupantes para la vendimia 2012 es la escasez de mano de obra que afecta a todo el agro.

En la industria señalan que este año el déficit de trabajadores para el campo subió en al menos 10% respecto de la temporada 2011. “Hace algunos días se dieron cifras donde prácticamente no había desempleo en ciudades como Santiago. En el agro, la mayoría de las personas prefieren ir a trabajar a la ciudad”, afirma el gerente general de viña Casa Silva, Mario Paulo Silva.

Leigh agrega: “éste es un problema que llegó para quedarse, y esta temporada la mano de obra volverá a ser un costo relevante que va en aumento”.

Sin embargo, todos los viñateros consultados descartaron posibles alzas de precio por mayores costos de producción, ya que elevaron los valores en 2011.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *