31 de enero de 2012 13:19 PM
Imprimir

Pérez, Beder Herrera y Gioja acuerdan usar 30 por ciento de uva común para la elaboración del mosto

Los gobernadores de Mendoza, La Rioja y San Juan acordaron un cupo del 30 por ciento de uva común para la elaboración del mosto y un precio de referencia de 0,95 pesos para el kilo de vid.

Los gobernadores de Mendoza, Francisco Pérez; de La Rioja, Luis Beder Herrera; y de San Juan, José Luis Gioja se reunieron esta mañana en la Casa de Gobierno mendocina.

Pérez celebró que La Rioja sumara al acuerdo vitivinícola que ya es tradición entre Mendoza y San Juan, en un acuerdo al que se sumó también la Cámara Argentina de Exportadores de Mosto, y el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) para reforzar la política vitivinícola regional.

Uno de los acuerdos dispone fijar el cupo de elaboración del mosto al 30 por ciento como porcentaje mínimo del total de uva ingresada a bodega y destinar recursos para incentivar la elaboración del jugo de uva.

“Esta articulación entre las provincias posibilitará fijar políticas en común como la de fijar una multa, que se ha duplicado a 0,20 centavos por kilo, a quien no cumpla con el acuerdo mínimo”, dijo Pérez.

Asimismo, señaló que “las provincias destinarán 0,15 centavos para infraestructura, fertilizantes o a cualquier elemento que tenga relación con el sector”.

En tanto, el precio del kilo de vid a 0,95 pesos será respetado por las empresas asociadas a la cámara Argentina de Exportadores de Mosto durante la temporada de cosecha 2012.

“Estamos convencidos que esta es la forma de articular políticas regionales y esa articulación nos va a dar la sinergia necesaria para lograr productos de calidad con mayor competitividad y posibilidades para un mayor consumo interno”, subrayó el gobernador.

“Junto a San Juan y La Rioja estamos entrelazando un camino estratégico que va a redundar en beneficios tanto para el productor como para el industrial”, confió Pérez.

Entre otros objetivos, estos acuerdos buscan profundizar los mecanismos de control para evitar maniobras fraudulentas durante todo el proceso de producción y comercialización de los productos vitivinícolas, sobre todo en los vinos y mostos de propiedad de terceros maquileros y no maquileros.

También determinará el grado alcohólico basado en criterios estrictamente técnicos, de manera de evitar el mecanismo de excepciones de grado alcohólico por bodega; y establecer la fecha de liberación de los vinos nuevos de acuerdo a las necesidades del mercado, entre otros puntos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *