31 de enero de 2012 14:22 PM
Imprimir

Prohibirán varias uvas para que no hagan malos tintos

Después de muchos años de idas y vueltas, finalmente está la decisión política de los gobiernos de las provincias vitivinícolas de desterrar una vieja práctica: hacer tintos mezclando uvas de alto grado de color con vinos blancos básicos. El pedido lo hizo San Juan, con el visto bueno de Mendoza y el aval del Instituto Nacional de Vitivinicultura; y apunta a prohibir la implantación de uvas del tipo ‘’tintoreras’’, ya que según dijeron ‘’desprestigian a los buenos tintos’’.

La novedad se conoció ayer en la vecina provincia en momentos en que el gobernador anfitrión, ‘Paco’ Pérez, el sanjuanino José Luis Gioja y el riojano Beder Herrera, firmaron el ‘Acuerdo Vitivinícola 2012’ que, entre otras medidas, definió el cupo de mosto para esta temporada y el precio base de las uvas comunes.

La preocupación de las autoridades para ponerle coto de una vez por todas a esta problemática se sustenta en algunos datos alarmantes y que ponen en evidencia hasta donde llegan estas maniobras. Según cifras del Censo Vitivinícola del INV, sólo en la última década, una de las uvas
tintoreras por excelencia, la variedad Aspirant Bouchet, pasó de tener 1,6 hectáreas en San Juan a 498,2 hectáreas, lo que significa un salto de nada más ni nada menos que 31.062 por ciento, superando por lejos el crecimiento de la superficie de cualquier otra variedad de uvas. Mientras que en Mendoza, el escenario es también similar: de 221,8 hectáreas en el 2000 a 2.422,5 hectáreas en la actualidad, lo que equivale a un incremento del 993,6 por ciento.

‘’Esto de rebajar un tinto de alto grado de color con un vino básico es un práctica nefasta para el mercado del vino. Porque la pinta es buena, pero cuando el consumidor lo prueba se lleva una gran decepción y terminamos boicoteando la industria. Son prácticas que hay que eliminarlas’’, disparó ayer Gioja en rueda de prensa, quien estuvo acompañado por el ministro de la Producción, Marcelo Alos y un puñado de funcionarios. En este sentido, el INV viene ajustando el cinturón y los márgenes de maniobra de los que deciden poner en sus fincas variedades tintoreras, pero evidentemente hasta ahora no fue suficiente. ‘’Lo que vamos a hacer, debido a que los fines con los que se utilizan estas uvas no son los mejores, es revisar cuál es el marco legal para prohibir la implantación de aquí en más. Es una medida que la vamos a tomar este año’’, explicó el titular del organismo, Guillermo García.

La lectura que hacen en San Juan -autoridades y empresarios-, es que esta práctica se realiza mayormente en Mendoza y en virtud de los excedentes de vinos básicos que se han producido y que han generado un stock de 12 meses, se tornó en el último tiempo una maniobra cotidiana en algunas bodegas, ya que ‘’matan 2 pájaros de un tiro’’: venden a precio de tinto un ‘’blanco teñido’’. Esta estrategia comercial desleal, suele evidenciarse al momento que las cámaras empresarias discuten cada vendimia con el INV las unidades de color de los tintos, debido a que a medida que el valor sea más bajo, más litros de tintos de dudosa procedencia pueden llegar a elaborarse.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *