1 de febrero de 2012 17:03 PM
Imprimir

Fanafosca el nuevo fertilizante de ISUSA

URUGUAY : El Ing. Angelo Malveccio, funcionario de ISUSA (Industria Sulfúrica Sociedad Anónima), se refirió a lo que está haciendo la firma en materia de productos como de infraestructura, además de hacer una composición de lugar de cómo están las distintas realidades productivas.

“Desde este mes contamos con una nueva planta de distribución de fertilizante a granel en el departamento de Durazno, lo hicimos atendiendo las necesidades de la zona debido a la expansión tanto de agricultura como ganadería, y así poder estar más cerca tanto de los productores como de la zona de producción”, dijo.

En lo referente a nuevos productos el Ing. Malveccio señala que “estamos lanzando al mercado fanafosca que es un fertilizante foliar para soja, un producto muy utilizado en la fruticultura sobre todo en las viñas como fungicida, después pasó a la citricultura”.

“Este fertilizante estimula las defensas de la planta y en la soja realmente está funcionando muy bien, sobre todo en enfermedades de fin de ciclo”. Es un producto “complemento de los fungicidas tradicionales, se aplica en estado reproductivo junto con el fungicida en una proporción de un litro por hectárea, con ello nos aseguramos mayor rendimiento porque mejora la sanidad, además de aumentar el potasio en el suelo que aprovecha la planta, explicó Malveccio”.

El fertilizante fanafosca fue probado el año pasado para ver su compatibilidad con otros productos y al ver los óptimos rendimientos este año fue lanzado comercialmente al mercado “es un producto muy seguro y no se detectaron problemas con otros que se aplican tradicionalmente en los cultivos”, aseguró Malveccio.

ESTADO DE LOS CULTIVOS. Consultado el técnico por el estado de cultivos explicó que “en general se está mejor que el año pasado, igualmente algunas sojas se han perdido, pero dependiendo de las zonas la situación cambia radicalmente estuve en Florida y no había llovido nada, pero sin embargo en Sarandí del Yí habían caído 70 milímetros y llegamos a Durazno y no había caído una gota, esa variabilidad climática es proporcional al estado de los cultivos, donde llovió mejor están mejor y donde no, la situación es complicada”.

“En estos tiempos que corren para encarar cualquier producción hay que hacer una correcta planificación de las reservas de agua, con un inverno como el último donde llovió poco y las reservas no se llenaron hay que evaluar hasta donde se puede sembrar para no tener después que andar dependiendo de que llueva o no”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *