1 de febrero de 2012 12:28 PM
Imprimir

Por la falta de oferta local de carne, se pierden $200 millones anuales

La Sociedad Rural de Catamarca pidió a las autoridades de Producción y Desarrollo de la Provincia, que se reactiven las gestiones ante el Gobierno nacional respecto de la radicación de un centro genético modelo en Catamarca. La organización consideró al mencionado centro como una valiosa herramienta que aportará a un cambio en el mapa genético […]

La Sociedad Rural de Catamarca pidió a las autoridades de Producción y Desarrollo de la Provincia, que se reactiven las gestiones ante el Gobierno nacional respecto de la radicación de un centro genético modelo en Catamarca. La organización consideró al mencionado centro como una valiosa herramienta que aportará a un cambio en el mapa genético de toda la producción
local. Catamarca “importa” de otras provincias, especialmente de Santa Fe y Córdoba, aproximadamente 200 millones de pesos anuales en carne vacuna, al no ser la demanda satisfecha por la producción local.
Para autoabastecerse Catamarca debe duplicar la cantidad de hacienda existente, de acuerdo con lo manifestado por el presidente de la Sociedad Rural, Francisco Sotomayor. En la actualidad se producen aproximadamente 300 mil cabezas de ganado bovino, a lo que se debería sumar unas 600 mil cabezas más.
Sotomayor indicó que el Centro de Manejo Genético y acciones que tiendan al cooperativismo, serán dos cuestiones de gran valía en pos del crecimiento del pequeño y mediano productor
de la provincia que no logra aún, a pesar de los múltiples esfuerzos, desarrollarse y avanzar.

Números
En la provincia, según sostuvo el productor, existen 9500 pequeños y medianos productores bovinos, caprinos, ovinos y porcinos. En una primera etapa, con la puesta en marcha del centro, se estaría incorporando entre dos o tres personas por productor como mano de obra nueva, lo que en la sumatoria en materia de beneficios alcanzaría las 30 mil familias.
El 90 por ciento de los productores locales son agroganaderos, por lo que también se avanza en conversaciones con inversores cordobeses interesados en traer a Catamarca ganadería para producción láctea y ganado de cría. La sequía de la Pampa Húmeda hizo que se pose la vista en el NOA y exista marcado interés en traer ganado a estas tierras y con ello, nuevas inversiones.

Diálogo
En breve y a pedido de la Sociedad Rural, se realizará una audiencia entre las autoridades locales y los inversores del norte cordobés, en pos del objetivo que persigue la entidad y que es no sólo la industrialización, sino también la comercialización en el medio.
Los inversores interesados en arribar a Catamarca pertenecen a la zona de San Francisco, Los Morteros, San Francisco del Chañar, entre otros. El encuentro con las autoridades de Producción se dará la próxima semana.
“Catamarca tiene una gran oportunidad de tener una recepción importante de ganado para cría y lechero”, insistió el empresario.
Según dijo, se calcula en 200 millones de pesos anuales el capital que sale de Catamarca por el consumo de carne bovina. “Debemos evitar la exportación de capital de Catamarca”, dijo Sotomayor.
“Debemos generar todo un trabajo de producción para el consumo en nuestra provincia”, señaló.

Además de la producción de carne para el autoabastecimiento, la Sociedad Rural cree que Catamarca puede producir leche en cantidades tales que también evite la compra de este producto como hasta ahora, fuera de la provincia.

Mayor difusión
La Sociedad Rural de Catamarca cree que una mayor difusión de nuestras carnes y la promoción del compre catamarqueño, sumadas al mejoramiento genético y de raza, contribuirán al tan ansiado autoabastecimiento.
“Por qué nosotros los catamarqueños no podemos obtener fama en cuanto a nuestras carnes como la que tiene el cordero patagónico”, señaló Francisco Sotomayor.

En la actualidad la provincia produce 300 mil cabezas de ganado vacuno, 100 mil ovejas y 20 mil camélidos.
Con la puesta en marcha del Centro de Manejo Genético se espera que en un año y medio se incremente esta producción logrando las cantidades necesarias en ganado menor y, en un plazo de tres a cinco años, en ganado mayor.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *