2 de febrero de 2012 10:51 AM
Imprimir

Trigo: las nuevas medidas no conforman

Se esperaba para el primer mes del año un renovado sistema de comercialización del cereal, pero tanto desde el Centro de Acopiadores como desde la Sociedad Rural de Tres Arroyos se cuestionan las directivas tomadas. Piden la eliminación de los ROEs y que se agilice la comercialización.

Por ahora estamos en un compás de espera. Igualmente, creo que la solución de fondo es que funcione libremente el mercado, porque nunca se dejó sin trigo al mercado interno”, señaló Luis Di Rocco, gerente del Centro de Acopiadores de Cereales de Tres Arroyos al ser consultado sobre cómo evolucionaron las medidas que se habían empezado a tomar a principios de año con la supuesta intención de propiciar la exportación del cereal y que los productores obtengas mejores precios.
“Si bien esperábamos estar haciendo otras actividades, ahora estamos asesorando acopiadores y también nos consultan algunos estudios contables, porque se les presentan algunas dudas sobre las declaraciones que tienen que hacer los productores”, indicó Di Rocco, quien comentó que está abocado a explicar cómo se deben llenar las declaraciones juradas (ver “El análisis de la Rural”), con las cuales el Gobierno pretende conocer la existencia de trigo que tiene el país, dato con el cual debería definir qué cantidad de toneladas va a mantener para el mercado interno, cuánto va a destinar para reproducir semilla y cuánto va a utilizar para exportar.

Los ROEs siguen vigentes
Entrevistado por LA VOZ DEL PUEBLO 20 días atrás, Di Rocco se mostraba ilusionado por los cambios que podía traer el nuevo sistema de comercialización de AFA, pero decía que para destrabar la comercialización de trigo -por la cual hay notables complicaciones y según dicen produce que se mantenga bajo de precios- se debían eliminar los registros de operaciones de exportación de granos (ROEs verdes) y los cupos, para mantener la libre competencia entre exportadores y molineros y no se produzca el “pisotón” en los valores.
Sin embargo, de acuerdo a las notificaciones que van llegando, sostuvo que el proyecto de AFA no se tomó en cuenta hasta ahora y que “aparentemente los ROEs se van a seguir otorgando. Porque el acta (firmado entre el Gobierno y distintos actores de la cadena trigeura el 5 de enero) habla de dos cosas: por una lado, que se va a liberar una parte del comercio de granos, una vez que esté asegurado el consumo interno, más lo que se pueda utilizar como reserva para semillas, pero por otro lado, dice que los ROEs verde se van a liberar en base a lo que los exportadores demuestren tener comprado”.
En síntesis, opinó: “No está claro si se va a liberar como dicen o si se van a seguir manejando con los ROEs, como han hecho hasta ahora y se va a seguir planchando el precio del trigo”.
Asimismo, otra directiva que plantea esa acta, según reveló Di Rocco, es que “se le garantiza a los productores la compra a valor FAS Teórico”. Es decir, el precio internacional menos los gastos de retenciones y de flete. No obstante, el gerente del Centro de Acopiadores asegura que los precios “por ahora siguen igual que antes”.
Igualmente, se esperanzó que ese valor se pague cuando se culmine con el recuento del cereal existente en el país, tras el análisis de las declaraciones juradas que deben realizar productores y acopiadores hasta el 15 de este mes. “Teóricamente a mediados de marzo ya tendríamos que tener los resultados y de ahí tendrían que salir -si es que salen- las nuevas medidas del sistema de comercialización”, sostuvo.

Caen las expectativas
Mientras tanto, analizó que de continuar la tendencia actual, “la gente va a pensar dos veces para sembrar trigo, máximo que ya se están haciendo negocios de cebada y se está comprando cebada a futuro sin ningún problema”.
“Entonces, ante la seguridad de un precio que resulta atractivo para el productor y agronómicamente no traería problemas, creo que se va a sembrar menos trigo de lo que se sembró en la última campaña, que fue bastante bajo”, concluyó.

El análisis de la Rural

La Sociedad Rural de Tres Arroyos rechazó la nueva declaración jurada que solicitó el Gobierno para informar las existencias de trigo. “Esto agrega una complicación a la gestión”, aseguran desde la entidad

“¿Tras lo llovido mojado?” es el título de la gacetilla de prensa que envió la oficina de prensa de la Sociedad Rural de Tres Arroyos, vinculada a las nuevas medidas que el Gobierno anunció para el trigo.
Dicha metáfora -indica el comunicado- señala “una nueva carga al productor agropecuario”.
Según el texto, la entidad rural, a través de sus asesores contables e impositivos, analizó las nuevas imposiciones con una declaración jurada de tenencia física de granos al 27 de enero de este año.
Explica el comunicado que “deberán realizar dichas declaraciones juradas todas aquellas personas físicas y/o razones sociales que dispongan de existencias físicas de trigo pan condiciones cámara y/o trigo baja proteína al día 27 de enero de 2012”.
Agrega que “para quienes disponen de existencias físicas de trigo pan condiciones cámara se implementa un tipo de formulario y para quienes disponen de existencias físicas de trigo baja proteína se implementa uno diferente”.

Una complicación
“Esto agrega una complicación a la gestión en el ciclo triguero, a las dificultades del clima que repercutieron en el rinde y, por consiguiente, en el cierre económico, las trabas para vender el producto y ahora una compleja documentación que se deberá presentar antes del 15 de febrero venidero”, manifiesta la Sociedad Rural.
Además, dice que “deberán completar los formularios los propietarios del grano, tengan en su poder o no la existencia física de grano y aquellos no propietarios tenedores de existencia física del grano”.
Sobre la presentación de los formularios, indica que hay dos formas de hacerlo: la primera es la presentación en papel, por la cual se puede hacerlo personalmente en la mesa de entradas de la Ucesci (en capital federal) o en la delegación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación situada en Tres Arroyos en Derqui y Sargento Cabral. Y la segunda forma de presentarlo, es vía Internet, a través del sitio www.ucesci.gob.ar.

Las razones del Gobierno
Cerca de finalizar el comunicado de la Sociedad Rural, se abre una pregunta ¿qué busca el Gobierno con esta medida?, y responde con otro interrogante “¿saber las exigencias físicas, para resguardar la mesa de los argentinos o usar esa información para justificar el no otorgamiento de los ROEs?”.
El texto agrega, “subrayamos la palabra otorgamiento, ya que los mismos no se dan a quienes los solicita, sino que se otorgan discrecionalmente a preferencia de la Ucesci (Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al consumo interno, ente que remplazó a la ONCCA).
Por último, el parte de prensa sostiene: “La reflexión es simple: no nos den subsidios, si no más bien no nos saquen a través de la retenciones”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *