3 de febrero de 2012 10:42 AM
Imprimir

El debate de los exportadores

En la industria frigorífica es posible encontrar puntos de vista divergentes sobre la situación del comercio exterior de carnes en el país.

Asistimos al debate entre dos empresarios de la industria exportadora. Uno de ellos afirmó que las exportaciones no estaban limitadas, y que en la medida que se cumplía con la “barata” los Registros de Operaciones de Exportación (ROE) se entregaban.

“No se exporta más porque el precio de la materia prima, o sea del ganado, ha quedado muy alto en relación con lo que paga el mercado internacional, que además está en baja. El mercado interno, si bien es mucho más complicado, sí reconoce el valor que se paga por la hacienda. Hay 30 por ciento menos de carne que hace dos años, los precios locales son muy altos, y el mercado interno paga más que Rusia, Chile, Venezuela o una Europa en recesión. El precio del ganado en dólares y los ingresos de los argentinos en dólares son mucho más altos que los de los países competidores”, fundamentó uno de ellos.

El otro industrial lo refutó: “El otorgamiento de los ROE es tan discrecional y tan errático, que al final se termina vendiendo al mercado interno mercadería que toda la vida se exportó; que de haber plena libertad se exportaría. La incertidumbre sobre si se podrá exportar o no es tal que al final muchas operaciones se cancelan y los cortes se destinan al mercado interno. Es cada vez más difícil producir y stockear luego en cámara a la espera del permiso de exportación, por el alto costo del dinero y por el reducido capital de trabajo con que contamos, después de un ciclo tan largo de pérdidas”, aseguró.

 

Retención extra. Y agregó que “las exportaciones están limitadas, la cuota Hilton no se distribuye ni se cumple, y este año dejaremos más de diez mil toneladas sin cubrir. El tipo de cambio real ha sido erosionado por la inflación, que es responsabilidad del Gobierno, y además tenemos un 15 por ciento de retención, inexplicable con este tipo de cambio atrasado. Es cierto que se ha mejorado el ratio exportaciones/barata, pero la barata sigue siendo una carga para la industria; lo que se pierde en cumplir con la barata, debe computarse como una retención adicional para el que exporte”.

Y no quedó ahí: “Entre la barata y la incertidumbre y discrecionalidad a hora de obtener ROE, exportamos menos y vendemos más al consumo, negocio para el que no todos estamos preparados. Los precios del ganado en dólares son altos, pero es por la tremenda liquidación ganadera previa y por el atraso en el tipo de cambio. Tenemos una ociosidad del 40 por ciento y todos los días suben (en dólares) los salarios, la energía, los fletes y los gastos generales”.

Su catarata de argumentos continuó: “La distribución de la Hilton, muy atrasada, y con un incumplimiento enorme a la vista, no se puede exhibir como una política pro-exportadora del Gobierno. El mercado internacional está a la baja: el precio del R&L (cortes del cuarto trasero) ha bajado de 19.500 a 15.500 dólares por tonelada en menos de dos meses. Israel está trabajando, pero negociando bajas en valores FOB. Rusia está comprando poco y con precios a la baja, con ofertas muy bajas del Paraguay, que tiene cerrados muchos mercados por la aftosa. Se hace Hilton (cuando se tiene licencia), Israel, algo de Rusia, Chile, algo de Marruecos y no mucho más. La situación es muy difícil, y no vemos en el Gobierno precisamente una actitud de ayuda”, concluyó.

Mercado Córdoba

Operatoria del lunes. Con un ingreso de 404 cabezas operó el pasado lunes el Mercado Concentrador de Hacienda de Córdoba (Mercoha). Se difundieron los siguientes valores mínimos y máximos por categoría: terneros, de 10 a 10,34 pesos por kilo en pie; terneras, de 9,48 a 10,04; novillitos (350-400 kilos), de 9,56 a 10,04; novillitos (400-450), de 9,12 a 9,54; vacas especiales, de 7,02 a 7,42; vacas buenas, de 6,56 a 7; vacas manufactura, de 4,98 a 5,40. Los toros buenos se negociaron entre 6,50 y 7,06 pesos por kilo vivo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *