3 de febrero de 2012 12:59 PM
Imprimir

Un decreto presidencial de 2010 da pie a los reclamos

Entre las medidas de emergencia que propone la industria frigorífica cordobesa se contabiliza la suspensión de los tributos que gravan a la actividad, entre ellos el Impuesto sobre los Ingresos Brutos. “Sería un paliativo para el sector por cuanto estamos hablando de una actividad demandante de mano de obra intensiva y especializada”, señalaron los directivos de Afic, en la entrevista con La Voz del Campo.

Recordaron que el reconocimiento de la crisis del sector surge desde el máximo nivel oficial, a
través de un decreto presidencial rubricado en 2010; establecía un subsidio específico para las plantas que cumplan con las pautas del abastecimiento interno.

Según Jorge Marcotegui, la declaración de la emergencia debería focalizarse en los tres ámbitos (nacional, provincial y municipal), con la reconsideración de diferentes tributos.

“Un sector que no logra recuperar con el precio lo que le cuesta producir no puede avanzar, ése es el gran problema”, opinó Dante Cerino.

Azcona. “Cuando uno trabaja a pérdida, busca bajar los costos por todos lados. En algunas plantas ha ayudado un poco la faena de cerdos; quien tiene la combinación de vacuno y cerdo lo ha ayudado a solventar la situación”.

Cerino. “La baja del consumo interno de carne vacuna se compensó en parte con consumo de carne de cerdo y de pollo. Pero el nivel de proteína total bajó. El hábito de consumo también fue cambiando hacia otros alimentos”.

–¿Están perdiendo plata cuando como tendencia de largo plazo hay un incremento en la demanda mundial de carnes? ¿La mayor parte son más bien factores domésticos?

Marcotegui. “Yo creo que hoy están agravados por los de orden internacional. De hecho, la cuota Hilton se cayó 4.000 dólares en el último tiempo; pero, indudablemente, hay problemas internos
que hacen que esta industria esté como está”.

Azcona. “Como toda actividad ligada a la exportación, la inflación con el dólar no da, por más que
le demos vueltas”.

Marcotegui. “Vamos a un tema central: las menudencias para las que tenemos saldo exportable tienen menos demanda, el valor del cuero, principal subproducto, acumula una caída de 40-45 por ciento”.

Azcona.
“Tenemos un problema internacional (de demanda), más el dólar y la inflación.

Cerino. “Tenemos dos problemas: en el caso de África, se financia con los brokers europeos, estos con los bancos y los bancos cortaron el financiamiento. Entonces, África fue casi desapareciendo del mercado, con muy poco interés de compra. Y Hong Kong, China, también. Están haciendo un pequeño aterrizaje. Y tenemos pérdida de valor también ahí, con un aumento de costos que
impacta muy fuerte”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *