16 de enero de 2010 10:29 AM
Imprimir

Investigan estafa millonaria con ganado vacuno en Bavio

En un allanamiento, en un feed-lot, la Policía detectó irregularidades en más de mil animales. Sospechan que cobraron ilegalmente un subsidio del ministerio de Agricultura nacional. La estafa asciende a 2 millones

La tranquilidad que habita los campos de la extensa llanura pampeana, considerada el suelo más fértil del país, convierte a estos terrenos en un paraíso en el que muchos desean invertir. Eso fue lo que decidió un hombre, al instalar un feed-lot (puesto de engorde de ganado vacuno) sobre la ruta 54, en cercanías del pueblo de Bartolomé Bavio. Pero en este caso, el hombre confundió tranquilidad con relajación legal, aprovechando la fachada de la empresa para montar una millonaria estafa contra el fisco y diversos productores rurales de la provincia de Buenos Aires.
“Uno observa la causa y piensa que tal vez se confiaron, creyeron que la Policía Rural no se iba a tomar el trabajo de realizar un allanamiento de tamaña magnitud. De otro modo no se puede entender la cantidad de delitos en los que los implicados habrían incurrido”, señaló una fuente cercana.
Todo comenzó el pasado 23 de diciembre, como señalara en exclusiva Trama Urbana, cuando el personal de la Subestación de Policía Comunal de Bavio recibió una denuncia por robo de ganado vacuno en la localidad de Maipú, que presuntamente estaba siendo trasladado al feed-lot ubicado en el kilómetro 12 de la ruta 54. De inmediato, los efectivos se apostaron en el camino para realizar el control correspondiente a los camiones guardaganado, hasta que finalmente dieron con el Mercedes Benz en el que eran trasladadas 62 vacas, de las cuáles 25 no estaban en regla.De inmediato, los investigadores comenzaron a sospechar que debían tener demasiada fortuna para secuestrar el único cargamento irregular cuyo destino final era ese feed-lot, por lo que solicitaron a las autoridades judiciales que los autorizaran a realizar un operativo en el predio donde funcionaba este puesto de engorde vacuno.Con la orden correspondiente, los efectivos fueron hasta el campo de la ruta 54 y durante diez días revisaron cada uno de los 1.637 animales que estaban encerrados allí. Durante este procedimiento, los efectivos descubrieron varias irregularidades. La primera surgió al cotejar el número de animales con el registro que los propietarios habían entregado a Senasa para dar cumplimiento a la ley que obliga a vacunar a todos los animales contra la fiebre aftosa. En ese registro, figuraban 757 animales más de los que realmente había.Un investigador explicó que “como se trata de un establecimiento subvencionado por la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), dependiente del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca nacional, los propietarios reciben de 100 a 120 pesos por cabeza declarada”, lo que significa 7.500 pesos de subsidio por animales que no estaban. Del mismo modo, durante el allanamiento se encontraron animales con 222 marcas diferentes. Los pesquisas intentan establecer ahora cuántas de ellas son apócrifas y cuántas legales para determinar así el alcance real de la presunta estafa, que se estima en cerca de 2 millones de pesos.Entre las víctimas hay un hombre de 95 añosFuentes especializadas en actividades ganaderas destacaron ayer que, “de confirmarse las sospechas, estamos ante un caso de abigeato muy particular, ya que la banda necesitaba la documentación para probarle al Oncca el ingreso de los animales al feed-lot y así cobrar el subsidio”. Es por eso que sustraían vacas de un campo y luego fraguaban la documentación necesaria para llevarlas al feed-lot, algo muy poco habitual en estos delitos.”Uno de sus víctimas tiene 95 años y, aprovechando que el hombre no puede administrar su campo, hace dos años que la banda usa un poder falso para robarle animales y mandarlos al feed-lot”, señaló uno de los investigadores. Hay al menos otros tres establecimientos rurales de Magdalena como víctimas.Además del fraude contra el Oncca, los integrantes de la banda (que en principio incluiría a peones, transportistas y al dueño del feed-lot) se beneficiaban de la venta de los animales al frigorífico, donde en la actualidad se está pagando cerca de mil pesos por cada cabeza de ganado, según su peso y edad.”Cuando un animal pasa a faena, el Municipio expide una guía especial a tal fin y cobra una comisión. Sin embargo, todos los animales que acá hayan terminado en un frigorífico pertenecían a personas que no cobraron un centavo por las ventas. Y la banda obtenía cifras millonaria”, dijo un vocero.http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-64464-titulo-Investigan_estafa_millonaria_con_ganado_vacuno_en_Bavio

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *