3 de febrero de 2012 18:30 PM
Imprimir

Daño colateral: la sequía ya pega en las ventas de pick ups

Los hombres de campo son el principal mercado de un segmento que en 2011 vendió 62.810 unidades. En el país se producen camionetas Toyota; VW y Ford.
La lluvia de los últimos días trajeron un poco de alivio a los productores agropecuarios que vienen sufriendo la sequía.

Pero aunque el agua trajo un respiro, la escasez de precipitaciones ya tiene consecuencias en algunos cultivos que se traducirá en menores rendimientos promedio para los cultivos que aportan los mayores volúmenes para la cosecha, como la soja y el trigo.

Estos menores rendimientos, sumados a que según los datos que manejan los productores es que las precipitaciones seguirán por debajo de la media, está golpeando no sólo la economía de los productores, sino de todos los negocios que dependen de una buena cosecha.

“El 74% de nuestras ventas se realizan en el interior del país, por lo que estamos monitoreando nuestras operaciones”, explicaron desde Toyota, la automotriz que fabrica la Hilux, la pick up más vendida del país.
Durante 2011 la automotriz japonesa comercializó 20.715 Hilux y 15.329 unidades se vendieron en el interior del país.
Estos números muestran que la venta de las pick ups está estrechamente relacionada con el negocio agropecuario, por lo que se espera que este tipo de modelos vean resentidas la comercialización de unidades.

“Aún es un poco prematuro hacer un diagnóstico principalmente por la estacionalidad que tiene enero”, agregaron desde la marca japonesa. 
Enero es especial para las ventas de unidades 0 km porque se contabiliza como doble, ya que a las ventas del propio mes se le agregan las realizadas en diciembre pero que van a ser patentadas en el nuevo año para “ganar un modelo”.
Pero el problema para los concesionarios de las zonas agrícolaganadera no arrancó con la falta de lluvias de los últimos meses y acentuada en la segunda quincena de diciembre y primera del mes de enero.

Juan Motta es concesionario Nissan en el norte de la provincia de Buenos Aires y asegura que “nuestro sector fundamentalmente el de pick-up está afectado directamente ya que la postergación en materia de cambio de unidades o decisión de compra se ha apoderado del momento actual”. A esto hay que sumarle el encarecimiento de las tasas de interés desde los últimos meses del año 2011 lo que prácticamente imposibilita la compra con financiación”, agregó el concesionario.

Motta explicó que la sequía se tradujo en rindes bajos en la cosecha fina de diciembre a lo que se le sumó la conflictiva comercialización del trigo, y ambas cuestiones juntas no le reporten ingresos inmediatos a los productores de la zona

Aldo es vendedor de Patricios Automotores, concesionaria de Mitsubishi en la localidad de Pergamino, al norte de la provincia de Buenos Aires, y asegura que “desde el 20 de noviembre que no se vende nada. Hay consultas, hacemos test drive, pero la sequía es el tema que más preocupa a los chacareros, agregó.

Hay otras marcas que aseguran no tener inconvenientes, como por Wolksvagen con su Amarok. “Las ventas se desarrollan con los parámetros habituales para esta época”, dijo Leonardo Bech, manager commercial vehicles division de VW.
Quizás sea como explicaron desde Chevrolet. “Ahora no notamos una caída en las ventas”. Sin embargo, desde General Motors prevén que la caída puede llegar en marzo “cuando se vende la cosecha, ahí los chacareros van a tener una menor liquidez y eso seguro que nos puede afectar”.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *