17 de enero de 2010 00:57 AM
Imprimir

La restricción de la oferta adelanta la suba de precios

Las ventas forzadas del año pasado, el estado excepcional de los campos, los precios que suben y las perspectivas de un mercado muy firme, se conjugan para aumentar la retención de animales de origen pastoril y restringir la disponibilidad.

En el mercado ganadero, una restricción de la oferta muy superior a la prevista adelanta la suba que se esperaba para marzo. La faena, que llegó en julio a 1,46 millones de cabezas, bajó hasta tocar 1,27 millones en noviembre y 1,1 millones en diciembre.Las lluvias alientan una retención del ganado de origen pastoril y el feedlot, después de la interrupción del pago de las compensaciones, está ocupado sólo en el 40 por ciento de lo que tenía a mediados del 2009. En gran parte del país la carga animal es baja y la disponibilidad de pasto supera holgadamente las posibilidades de los animales que quedaron.Se junta todo: las ventas forzadas y adelantadas del año pasado, el estado excepcional de los campos, los precios que suben (ahora más lento) y las perspectivas de un mercado muy firme por varios meses. Unos no venden porque están iniciando la recomposición del rodeo, y otros, porque la escasez y el alto valor de la invernada los inducen a meterles kilos baratos a los novillos que les han quedado.Faltan pesadosEl feedlot , que en los últimos tres meses se vació progresivamente, hoy oferta el gordo que encerró en octubre, cuando se empezó a reponer sólo el 30 o 40 por ciento de lo que se vendía. Desde ahora, hasta abril o mayo, no puede esperarse una recuperación importante de esta oferta (habría pasado de 600 o 700 mil cabezas mensuales en el tercer trimestre de 2009 a 300 o 400 mil actuales).No hay novillos pesados, lo cual muestra el faltante que ya se preveía pero con una gravedad superior a todo pronóstico. Hay menos vacas, pero todavía va a faena mucho vientre vacío o vaca gorda machorra o fallada, que el productor necesita vender para hacer caja: hace sólo 40 días que los precios son buenos y se arrastran deudas y atrasos con los proveedores.Hay mucha demanda por vientres y no se hacen más operaciones con hacienda de cría porque el capital necesario para volver a poblar es hoy más del doble del de seis meses atrás. Para el criador que vendió su vaca conserva o manufactura vacía a 300 pesos y el ternero a tres pesos el kilo la zafra pasada, la opción de comprar vientres a los precios de hoy se vuelve muy difícil.Pocos ROELa exportación redujo las faenas, adelantó vacaciones, y está embarcando mucho menos que hace 30 ó 40 días, porque se conceden muy pocos ROE, limitados sólo a Hilton y menudencias. No sólo hay muchas menos vacas y novillos: el consumo, desesperado, le sopla a la exportación la vaca gorda o encarnada y también el novillo de 400-440 kilos, que antes desdeñaba. Hoy el consumo paga el novillo mejor que la exportación, cosa que no se dio en estos últimos tres años de sobreabundancia de ganado y mercado regulado.Los precios de la Hilton (14.500 dólares) y los valores FOB de algunos otros cortes subieron las últimas semanas, por la baja oferta local y por los problemas que también tienen otros países (Uruguay, Brasil y Paraguay), donde la hacienda también subió.La suba de los valores FOB es sólo un paliativo frente a la suba del precio del novillo (35 por ciento en tres meses) y la alta incidencia de los costos fijos derivada de faenas inferiores al punto de equilibrio de cada planta.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *