7 de febrero de 2012 10:21 AM
Imprimir

Buscan exportar 8.000 toneladas de manzanas bicolor

URUGUAY : Gremiales van a presentar sus planes en Junagra.

El fortalecimiento institucional, los planes de exportación de manzanas y peras, así como la reglamentación de la ley de la granja, fueron tres pilares en la reunión de las gremiales de la granja con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre.

“Fue una reunión de más de dos horas donde el ministro se interiorizó de todos los problemas del sector. Fue muy positiva”, aseguró a El País Eric Rolando, delegado alterno de la Confederación Granjera en la Junta Nacional de la Granja (Junagra).

El encuentro había sido pedido por el ministro Aguerre, apuntando a marcar las líneas de trabajo, como lo hizo la pasada semana con cuatro gremiales de ganaderos (Asociación Rural del Uruguay, Federación Rural, Comisión Nacional de Fomento Rural y Cooperativas Agrarias Federadas). “Puntualmente hablamos de los alcances de la Ley de la Granja que estará prácticamente en ejecución una vez que se termine con la reglamentación”, dijo Rolando.

Aguerre le dijo a las gremiales que se está trabajando en la reglamentación

 

En cuanto a la necesidad de poner en marcha planes de exportación para manzanas y peras, según dijo Rolando el titular del MGAP manifestó su voluntad de apoyar a los productores en esta medida.

Las gremiales deberán presentar sus propuestas en la Junagra, las que posteriormente serán elevadas al ministro Aguerre y evaluadas, antes de tomar una decisión definitiva.

La cosecha de manzanas ya está en marcha, por lo que los productores demandaron rápidas soluciones para no perder la oportunidad de exportar.

La idea sería exportar más de 8.000 toneladas de manzanas bicolores, entre variedades tempranas y tardías. En peras se estima que se podrían colocar cerca de 3.000 toneladas, pero según Rolando es difícil evaluar un volumen certero porque los mercados “están un poco trancados”. La granja enfrenta un mercado interno saturado de productos y una demanda topeada que dificulta la colocación de varios rubros, por más que los precios sean atractivos para el consumidor.

Los productores sostienen que en muchos casos se está produciendo por debajo de los costos de producción -como es el caso del tomate industria- y no vale la pena vender. Por otro lado, se siguen perdiendo productores.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *