7 de febrero de 2012 00:07 AM
Imprimir

Diez millones menos de toneladas para los granos

Si bien antes de los primeros indicios de sequía se esperaba que la cosecha de los cuatro principales cultivos argentinos -soja, maíz, trigo y girasol-, cayera a 94 millones de toneladas, nuevas estimaciones sugieren ahora que se ubicaría apenas en 84 millones.

Así lo consignó un informe distribuido por la consultora Ecolatina, el cual destacó también que tras crecer 22,4 por ciento en 2010, las ventas externas agrícolas treparon 23,7 en 2011. Si bien la tasa de expansión fue similar en ambos años, las exportaciones agropecuarias crecieron en 2011 principalmente por mayores precios, mientras que las cantidades impulsaron esencialmente las ventas externas hace dos años.
“Las perspectivas de las exportaciones para 2012 no son muy alentadoras ya que los precios de las commodities agrícolas se ubican por debajo de los del año pasado y la escasa humedad está reduciendo las cantidades esperadas para la próxima cosecha. En este sentido será difícil repetir la performance de los últimos años”, indicó el análisis.
Explicó que “el principal problema es la intensa sequía que afecta a la zona núcleo agrícola”.
“Si bien las recientes lluvias trajeron cierto alivio, existe un fuerte deterioro en los rindes de soja y maíz.
Más allá del impacto de la menor producción agrícola sobre el nivel de  actividad, la oferta de divisas se resentirá”, sostuvo el trabajo. En 2011 las ventas externas de los principales granos y oleaginosas (maíz, trigo, soja, y girasol) y derivados (aceite de soja y girasol y pellets de soja) alcanzaron 28.000 millones de dólares.
Esa cifra representa el 57 por ciento de exportaciones de Productos Primarios (PP) y Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) y 33 por ciento del monto total exportado.
“Antes de los primeros indicios de sequía, se esperaba que la cosecha de los cuatro principales
cultivos ronde las 94 millones de toneladas. Sin embargo, las estimaciones actuales sugieren que la producción se ubicaría 10 millones de toneladas por debajo”, coincidió la consultora.
Aclaró que “incluso suponiendo precios internacionales superiores a los actuales, la menor producción respecto de la campaña 2010-2011 con una merma estimada en 6,8 millones de toneladas, redundaría en una pérdida de exportaciones de al menos 4.000 millones de
dólares.
De esta forma, las ventas externas de PP y MOA caerían en 2012”, manifestó el informe.
Mientras que Dante Romano, del Centro de Gestión Agropecuaria de Fundación Libertad respecto de la evolución de los granos, aseguró que “localmente el foco” sigue puesto “en las lluvias y en la recuperación que podemos esperar de los cultivos”.
Pero además de esto, se anunciaron nuevos Roe Verde (permisos de exportación) de trigo, por dos millones de toneladas que se darán a los exportadores que tengan la mercadería comprada, lo que genera un incentivo para apurar las ventas externas.
Por lo tanto, “hay” unas ” 400.000 toneladas de trigo que deberían venderse rápidamente. Esta
necesidad de venta genera la aparición de compradores oportunistas que bajan el precio FOB”.
De acuerdo con su evaluación, “las lluvias llegaron y la cosecha se estabiliza en Argentina, la pregunta es cuánto hay y lo que esto implica para los precios locales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *