8 de febrero de 2012 10:04 AM
Imprimir

Uruguay con un precio fuerte en corderos

Demanda está fuerte, baja oferta retrae exportación

El crecimiento de la faena de corderos registrado en 2011 cuando nadie lo esperaba, explicaría la menor oferta actual y la baja de las exportaciones de carne ovina. En los mercados no se avizoran problemas con la demanda.

El mercado ovino parece haber encontrado un nuevo equilibrio y la oferta será la que mande a futuro. Los frigoríficos mejoraron los precios, pero no creció la oferta y aún a comienzos de la presente semana sigue escaseando.

La caída de las exportaciones parece venir más por el lado de la falta de oferta que por la Brasil dependencia. El mercado brasileño -el fuerte impulsor de los precios al alza durante 2011- desde fines del año pasado viene comprando menos, pero para Carlos Salgado, analista del Secretariado Uruguayo de la Lana, “estará un poco más demandado en los próximos meses”.

 

Hoy Brasil aparece como un comprador de poco volumen, dejó de llevar varios cortes pesados que estaban fuera de los calibres habituales -procedentes de ovinos adultos- porque están teniendo problemas de colocación. A nivel de la Unión Europea, donde van los cortes de mayor valor como los lomos (french rack) y los traseros, si bien hay problemas económicos, Australia y Nueva Zelanda no están mostrando complicaciones en la colocación de sus corderos.

“Si bien Nueva Zelanda bajó algo los precios, en Australia están muy firmes, principalmente a nivel de los valores del cordero. Están casi US$ 1 o más por encima de los valores de Uruguay. En ambos países el kilo vale más de US$ 5”, aseguró Carlos Salgado a El País. Esa es una buena noticia para los productores uruguayos que pueden esperar una mayor valorización.

Pero tarde o temprano, los importadores brasileños tendrán que volver a comprar en Uruguay, porque no tienen muchas opciones. “No pueden comprarle a Nueva Zelanda o Australia porque los precios y el flete se encarecen”, admite Salgado. Chile y Argentina que también son productores de carne ovina, producen corderos más chicos y hay que recordar que el cordero pesado uruguayo se destina al mercado de San Pablo desde hace varios años, principalmente por el peso de las piernas y de los lomos (french rack).

Por otro lado, el cordero brasileño -la producción interna- se sigue valorizando y está en algunas regiones casi a US$ 6 por kilo.

FALTA DE OFERTA. Para Salgado la actual falta de oferta tiene una fácil explicación. “El año pasado la faena de corderos fue mayor a la esperada (cerca de 1,7 millones de corderos). Fue un año muy bueno y los valores permitieron que el productor atendiera mejor a la corderada y sacara gordos todos los animales que podía”. También cayó la oferta de animales adultos, prácticamente no hay capones y las ovejas de refugo comienzan a aparecer recién después de la encarnerada (marzo), mientras que los borregos salieron como cordero pesado.

La misma dificultad que hoy tiene la industria para conseguir oferta, también la tuvieron las dos firmas (Grupo Lares y Olkani S.A.) que concretaron la exportación de 10.000 ovinos (ovejas, capones y borregos) hacia Arabia Saudita.

Al haber crecido bastante la faena de corderos en 2011 se acentuó la falta de esta categoría en los primeros meses de 2012 y el cordero pesado precoz, recién comienza a verse en el mercado este mes. Este año hay otra ventaja, si bien la sequía favoreció al ovino -principalmente en su sanidad-, las recientes lluvias ayudarán en la alimentación de los corderos pesados.

Para Salgado, “el mercado alcanzó un nuevo equilibrio”, por lo que estimó que es difícil que los precios del cordero caigan más, porque el piso lo marca la exportación de ovinos en pie. “La oferta es la que va a mandar a futuro. No veo un trancazo grande a nivel de la demanda, el trancazo vino para bajar los precios y una vez que se llega al equilibrio, el mercado arrancará de nuevo”, sostuvo el analista brindando tranquilidad.

Menores envíos al exterior

Según las estadísticas del Instituto Nacional de Carnes (INAC) la exportación de carne ovina a China cayó 28% a enero de 2012, si se compara con igual fecha de 2011.

Las compras de Brasil bajaron 61,1%, cuando en años anteriores era quien hacía subir los precios. Mientras tanto, las de la Unión Europea cayeron 82% y Rusia no compró nada, pero otros mercados incrementaron la importación en 62,8% (nichos de menor valor).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *