18 de enero de 2010 01:57 AM
Imprimir

Uruguay   –   Evolución forrajera se ve con optimismo en campo de recría de Tierras Coloradas

Tras superar una sequía importante que se registró en los dos últimos veranos, actualmente hay un buen funcionamiento de forraje en los dos campos de recría que se cuenta en Paysandú. Corrales de Abasto en la zona de San Francisco y Tierras Coloradas (kilómetro 117 de Ruta 26).

El exceso de lluvias ayudó a la evolución forrajera que “venía bastante complicada desde el invierno de 2009”, manifestó a EL TELEGRAFO el doctor Carlos Pepe, responsable del funcionamiento de ambos campos. Se revirtió la situación, hecho que determinó que en primavera tomaran todos los animales inscriptos para esa época, adecuándose el cupo debido a que había exceso de animales anotados para ingresar.
A fines de febrero se realizará la entrega de vaquillonas, para hacer el recambio e ingresar al campo vientres de los productores que inscribieron para otoño.
Acerca de la inseminación de primavera aún no se cuenta con el diagnóstico porque finalizó sobre fin de año, pero inseminaron los animales que no ingresaron al procedimiento de invierno y los que quedaron vacíos -fueron pocos-, de la inseminación de invierno.
Actualmente hay 1.861 animales en Tierras Coloradas y 150 en Corrales de Abasto, “con una carga adecuada para la época, que nos permite un buen funcionamiento y cubrirlo”, explicó el veterinario.
Sostuvo que “venimos con un porcentaje de preñez del 87% de invierno. Pese a la seca significa que venimos muy bien, pero tuvimos que gastar en comida, ración, etcétera, logrando el índice productivo promedio en los 10 años que estamos en el emprendimiento”. Acotó que los porcentajes de mortandad “son los normales para esta categoría de recría, oscilando en 1%”.
En previsión del invierno “nos estamos aprovisionando con ración, para lo cual plantamos una moha para hacer fardos en corrales de abasto, la que será utilizada en los dos campos”.
Mejoramientos
En todo sistema productivo que procure mejorar en forma importante el estado del ganado, el mejoramiento de los campos tiene un rol fundamental.
En Tierras Coloradas se hicieron unas 300 hectáreas (entre 15 y 17 por ciento de mejoramientos), no estando previsto aumentar el área.
“Por ser área de basalto, prácticamente lo que se podía hacer de mejoramientos se concretó”, dijo Pepe. “Seguimos en la idea de mejorar lo atinente a refertilizar y haciendo incorporación de semillas”.
Muy necesario
El sistema de campos de recría ha sido de gran aporte para los productores lecheros. “En nuestro caso concreto, hicimos un cupo de ingreso en setiembre del año pasado, previéndose que saldrían en esa primavera unos 700 a 800 animales preñados en las dos inseminaciones y en las inscripciones para un nuevo ingreso tuvimos 1.200”.
“Esto determina que tuviéramos que rebajar entre 300 a 350 animales porque no podemos sobrecargar el campo al tener que prever el futuro”, precisó.
La suba en el precio de la leche mejoró el ánimo de los productores hacia fines del año anterior “y por ende las expectativas para este año son más positivas”. Los tamberos apuestan a sacar algunos vientres de su predio y agrandar el tambo “buscando mayores reemplazos”.
Comercialización
Carlos Pepe se mostró optimista por los resultados que se logran, al destacar que “estamos contribuyendo a la comercialización de ganado en pie”.
Está previsto un negocio de vaquillonas sin servicio con destino a China. “Ya fueron a verlas, o sea que además, el campo de recría cumple también una función, porque en la medida que aparezcan negocios que puedan favorecer al productor, serán bienvenidos”.
Esto permite contemplar la demanda. “Al ir vaquillonas sin servicio para otro país, podemos aceptar aquellas que debimos reemplazar por exceso de inscripciones”.
energía
Fue instalada recientemente la energía eléctrica en el campo de recría de Tierras Coloradas. Esto permite “mejorar la parte de electrificación en los eléctricos. Antiguamente con 12 watts dependíamos de otros factores y ahora colocar electrificadores de 220 nos cambia mucho el funcionamiento”.
Agregó que también está el cambio en la calidad de vida de la gente que vive en el campo, “y es algo incalculable desde el punto de vista operativo”.
Evaluación
La evaluación que realiza el doctor Carlos Pepe sobre el campo de recría “es muy positiva”. Dicho campo comenzó a funcionar en 1997 y sufrió cambios relevantes en este período. Cuando está por cumplir 13 años, “sólo faltarían dos tajamares para completar la estructura productiva, en cuanto a aguadas, operativos y bosques de sombra, pero estamos satisfechos porque tenemos lo que queremos”.
“También se incorporó un tractor, una zorra, una abonadora y sólo faltaría una rotativa”, indicó Pepe. Pero aclaró que “estamos en un momento en donde hubiéramos querido tener este campo al principio”.
Este hecho positivo se traslada a la situación país. “En la Mesa Coordinadora comenzamos siendo siete u ocho campos y ahora somos 14 repartidos en todo el país, con 20.000 hectáreas y 17.000 vaquillonas y creciendo de muy buena forma”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *