18 de enero de 2010 06:59 AM
Imprimir

QUIEREN REGULAR EL SISTEMA DE ENGORDE EN LA PROVINCIA

No existe en la provincia de Santa Fe normativa alguna sobre engorde intensivo de ganado a corral. En la actualidad hay 355 establecimientos de engorde con unos 290 mil animales, por lo que resulta necesario determinar las especificaciones técnicas y constructivas en el diseño de las instalaciones, teniendo en cuenta no sólo las características edáficas y topográficas, sino también el tratamiento de las excretas.

En ese contexto, los diputados provinciales del PDP –Estela Méndez de De Micheli, Gabriel Real y Luis Mauri– presentaron un proyecto de ley que tiene por objeto regular esa actividad conocida como feed lots y que, desde la expansión de la frontera sojera, que acorraló a la ganadería, tuvo un desarrollo muy importante en el territorio santafesino.
“Teniendo en cuenta los cambios sustanciales que se produjeron en los últimos años, en los sistemas de producción ganadera, es evidente que el proyecto también plantea el aumento en la eficiencia de la producción. Nuestra provincia y específicamente el sector ganadero son generadores de riquezas para el país, por lo que deben pensarse políticas destinadas a incentivar el trabajo y los beneficios de la tarea. Estas medidas deben a su vez proteger el medio ambiente y la calidad de vida de la población”, dijo en el fundamento del proyecto la diputada demoprogresista.
En tal sentido, los legisladores integrantes del mencionado bloque parlamentario mantuvieron reuniones con funcionarios de Senasa, Inta, Ministerio de la Producción y entidades que nuclean a establecimientos dedicados a estas explotaciones para diseñar el proyecto. Además se produjo un intercambio de ideas con la Cámara Argentina de Engorde Intensivo a Corral, con el fin de lograr una ley provincial que contemple no sólo los requisitos jurisdiccionales sino las exigencias de los mercados internacionales.
La legisladora demoprogresista Estela Méndez de De Micheli manifestó: “Debemos entender que no es sólo el encierre de animales y el darles de comer, sino que debemos hablar de todo un paquete tecnológico y de manejo donde no se trata sólo de preparar dietas, sino, y muy especialmente, brindarle a los animales en encierre bienestar y confort para lograr que coman y engorden, y así poder obtener un muy buen producto para beneficio del consumidor y mejor rentabilidad a los productores”.

Sólo una resolución
Hasta ahora, el sistema de feed lots no tiene una regulación legal sino que depende de una resolución de la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia, que fue dispuesta en mayo del año pasado. Al respecto, se estableció la creación de un registro provincial de establecimientos de engorde intensivo de ganado bovino a corral, de inscripción obligatoria para todos quienes se desempeñen en esa actividad.
Además, los nuevos establecimientos, con una capacidad superior a 200 animales, previamente a su instalación, deberán presentar un Estudio de Impacto Ambiental, conforme a lo establecido en el decreto Nº 0101/03, debiendo ser acompañado por el Certificado de Uso del Suelo, extendido por la municipalidad o comuna que corresponda.
A su vez, está resuelto por la autoridad de aplicación que los establecimientos existentes y en funcionamiento, con una capacidad superior a 200 animales, deberán presentar un Informe Ambiental de Cumplimiento, conforme a lo establecido en el decreto antes mencionado y también acompañado por el Certificado de Uso del Suelo, extendido por la municipalidad o comuna que corresponda.
Por otra parte, para la localización se tienen en cuenta dos pautas, el tipo de zona y distancias mínimas (siempre a más de 3.000 metros de áreas urbanas y suburbanas); también exigencias perimetrales; tipo de pisos; tratamiento de efluentes líquidos y pluviales; tratamiento para silos de alimentos; sistema de gestión de estiércol; calidad del aire, y enterramiento sanitario de animales muertos (se prohíbe la quema de ellos a cielo abierto).
La resolución santafesina contempla para los establecimientos preexistentes, y en cuanto a las distancias mínimas a zonas, la prohibición de ampliar sus instalaciones y la cantidad de animales; aunque la Secretaría de Medio Ambiente tiene la atribución de “considerar casos especiales de radicación y erradicación de los establecimientos regulados”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *