18 de enero de 2010 07:57 AM
Imprimir

Los precios de la hacienda en el país superaron los de Uruguay

La suba de precios local se debe a la escasez que generó la sequía y a las medidas oficiales que desalentaron la producción y alentaron el engorde de livianos con compensaciones.

En las últimas semanas, las cotizaciones de la hacienda vacuna tuvieron una importante suba, que motivó una nueva intervención del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en el Mercado de Liniers, que obligó a los frigoríficos y consignatarios a negociar los animales según un listado de precios. Sin embargo, según los operadores, por fuera de aquel mercado, los valores son mayores.Según esas fuentes, el valor del novillo supera los $ 5 por kilo. En promedio, se pagan entre $ 4,9 y $ 5,2 por kilo, lo que, en dólares, indica que la cotización del novillo es de entre u$s 1,28 y u$s 1,33. Así, por primera vez desde que el Gobierno intervino la cadena de la carne, en 2005, los precios de esta categoría de animales superaron los que se registran en Uruguay. En el país vecino, según el Instituto Nacional de la Carne de Uruguay (INAC), el valor del novillo en pie es de u$s 1,22 por kilo, alrededor de un 8% menos.También los precios de las vacas son superiores de este lado del Río de la Plata. Aquí, la vaca gorda se vende en $ 3,9 a $ 4,5, o entre u$s 1 y u$s 1,17, y en Uruguay ronda u$s 1,02. Escasez duraderaLa principal causa de la mejora en las cotizaciones del ganado bovino es la escasez de hacienda, según coinciden productores, consignatarios y analistas. Si bien fue en parte consecuencia de la sequía, en el caso los novillos “se debe también a que el Gobierno desalentó su producción desde que comenzó a intervenir el mercado en 2005 y comenzó a alentar el engorde hacienda liviana (novillitos, vaquillonas y terneros) en 2007, con el pago de las compensaciones al feedlot”, apuntó el especialista Víctor Tonelli. Según la Oncca, en 2005 se faenaron 4 millones de novillos; en 2008 (último registro oficial disponible, pues luego se dejaron de publicar las estadísticas), 3 millones. Esto significa una caída en la participación de esta categoría en la faena nacional del 32% al 22%. En 2009, esa participación habría sido cercana a 20%, estiman expertos.La hacienda liviana también registró importantes aumentos, por la menor oferta proveniente de feedlots. Según directivos de la Cámara de Engordadores, en septiembre de 2008 tenían un 80% de sus corrales con hacienda, mientras que hoy no llegan a cubrir el 50% de su capacidad, por el retraso en el pago de compensaciones, que llegaría a unos $ 1.400 millones. Se frenó la liquidaciónPara Tonelli, este año habrá 3 millones de terneros menos y, aunque los feedlots vuelvan a comprar hacienda, van a faltar novillos. Además, “parte de la caída en la producción de carne de esa categoría fue reemplazada los últimos años por la alta faena de vacas. Pero ahora el proceso de liquidación comenzó a frenarse, ya los criadores cuentan con buenas pasturas por las lluvias, y no están dispuesto a desprenderse de su ca pital. Por lo tanto, es poco probable que los precios bajen”, agregó el consultor.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *