18 de enero de 2010 12:05 PM
Imprimir

No hay precios para el trigo pese a anuncios

Esta semana el trigo local estuvo pleno de anuncios pero ninguno logró que volvieran los precios al mercado, según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que estima que «difícilmente» la exportación pueda «comprar internamente» si no puede vender al exterior.

«Los precios recién podrían llegar cuando se reactive el interés de los compradores, pero difícilmente se observe en el recinto», justificó la BCR en su informativo semanal. En el análisis, los técnicos relativizaron el impacto de los anuncios, ya que la «exportación muy poco puede comprar internamente si no exporta».
Con los datos que se pueden obtener de los ROE verde (permisos de exportación) ya otorgados, y la estimación de cosecha 2009/10, «el remanente exportable sería casi nulo». «Todo dependerá de los datos de stocks que son un misterio», coincidió el informe.

Al 14 de enero se informan ROE verde de trigo por 3.503.030 toneladas bajo la opción 365, es decir, con el pago anticipado de retenciones. Luego hay otras 127.230 toneladas vendidas. «La suma de ambas nos da algo más de 3,6 millones de toneladas que estaría superando el remanente exportable de una producción de 7,5 millones de toneladas si consideramos un consumo interno de 6,5 millones», añadió la BCR.

Semejante volumen de compromisos de exportación «nos hace pensar que existen excedentes del cereal de la campaña anterior», dijeron los analistas.

Del ciclo 2008/09 los datos tampoco son claros, debido a que oficialmente se habla de una producción de 8,3 millones de toneladas, mientras que el consumo interno también es de 6,5 millones y las exportaciones de trigo fueron por más de 4,5 millones de toneladas.

Para la Bolsa, donde se comercializa gran parte de la producción granaria argentina, el dato importante entre los desfasajes de oferta y demanda estaría dado por los stocks pero también por el dato cierto de producción. «La ausencia de datos claves es la principal limitante para analizar la crisis del sector y tomar medidas que verdaderamente solucionen los problemas», indicó el organismo.

Los anuncios de financiamiento a productores y a la industria doméstica «no solucionan el problema de fondo: la inexistencia de precios hoy y en el futuro». «El productor puede acceder a una línea de financiamiento a 180 días con una tasa subsidiada del 7 por ciento para aguantar y no tener que malvender el cereal, según palabras de la presidente de la Nación, pero cuando venza el plazo ¿habrá mercado?», se preguntó.

Además en el informe se señaló que se quiso asegurar una parte de la demanda y se firmó un acuerdo con la industria molinera donde el Banco Nación otorgará créditos a tasas subsidiadas para que adquiera un millón de toneladas de trigo al precio FAS teórico. En ninguno de los anuncios se informaron detalles sobre el préstamo anunciado, ni de la metodología para asegurar el pago al valor FAS teórico oficial a los productores.

El presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), Alberto España, señaló que «el precio que recibirán los productores trigueros tiene que ser el FAS teórico con diferenciales de flete de acuerdo a donde se encuentre cada molino».

Para la Bolsa de Comercio, de esta modalidad, establecida por una resolución de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario, surgen los denominados «flete fantasmas», una práctica de doble transporte instrumentada por algunos molinos harineros para aplicar recortes al valor efectivo final pagado a los productores de trigo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *