19 de enero de 2010 12:21 PM
Imprimir

Los Kirchner muestran incapacidad e inoperancia en el manejo agropecuario

El Gobierno podría sufrir hoy otro traspié en la implementación de medidas para el campo, dado que algunas entidades de la Mesa de Enlace tendrían decidido no sumarse a la Mesa Nacional de Trigo.

Según manifestó a EL LIBERAL el titular de CRA, Mario Llambías, los productores “normalmente son convidados de piedra” en estos convenios y sostuvo que son los molineros y exportadores los que tienen que “cumplir” para que los productores reciban el precio pleno.
El dirigente atendió el llamado telefónico de EL LIBERAL ayer, cuando regresaba en su auto a Buenos Aires desde Chubut, donde el fin de semana inauguró una expo ganadera. Durante la charla, reiteró sus críticas hacia las políticas agropecuarias del matrimonio Kirchner a los que tildó de ignorantes e incapaces, para resolver los problemas del sector.
Las entidades agropecuarias se reunirán para definir si aceptan la propuesta del Ejecutivo para integrarse a la mesa triguera, pero según lo manifestado por Llambías y anteriormente por Garetto, hay mucho escepticismo entre los ruralistas

-¿Hay una definición en CRA en cuanto a participar de la Mesa de Trigo?
-Nosotros vamos a participar en todo lo que sea anclar soluciones efectivas al trigo. Pero en esta reunión con la cadena, no sabemos si vamos a estar, lo vamos a decidir, porque normalmente somos convidados de piedra. Nosotros no podemos firmar convenios donde los que tienen la responsabilidad de cumplirlos son otros, y que a lo largo de estos cuatro años nunca han cumplido y lo que han hecho es quedarse con el dinero de la producción, tanto exportadores como molineros. Difícilmente podamos tomar compromisos que no nos involucre a nosotros la decisión para obtener este resultado. De todas formas vamos a seguir atentamente todo esto y nos reuniremos para ver si concurrimos o no.

-Que la Mesa de Enlace participe de la Mesa de Trigo, ¿asegura a los productores que recibirán el precio pleno?
-No, porque hemos firmado varios convenios, hemos hecho distintos acuerdos con la mejor buena voluntad y la experiencia nos muestra que no hemos obtenido ese resultado. Uno quiere ver los resultados para después creer. Lo que no sabemos, es si aquellos que han sido los que han sacado el beneficio en este tiempo, los sectores de intermediación, vayan a ser los que por propia voluntad colaboren para un precio justo para el productor. Lo que decimos es que hay que volver a tener condiciones favorables, volver a dar seguridades de que va a haber una competencia en el mercado, de que va a haber una posibilidad de exportar. Entonces, la gente va a volver a tener una mejor cosecha. Digamos que estamos en muchas zonas tomando ya las decisiones para sembrar y ante la inestabilidad e inseguridad que hay, lo veo bastante complicado.

-¿Cómo será la relación del campo con el Gobierno en este 2010?
-Creo que va a ser muy difícil. El campo sigue con problemas, con mucha preocupación. En realidad el Gobierno no ha aplicado políticas para solucionarlas, los problemas que tenemos con la comercialización del trigo son consecuencias de las malas políticas que ha aplicado este Gobierno. Con la ganadería, el ministro ya está por cumplir cuatro meses, y cuando asumió prometió un plan y la verdad es que no hemos visto ninguna acción. Quizás lo mejor que pueden hacer hoy es no intervenir, esto sería una política oportuna. Pero creo que hay inconvenientes que tienen que arreglarse en el corto plazo, con las economías regionales seguimos con dificultades.

-¿Temen que el campo llegue a perder una buena oportunidad en los mercados por el conflicto con el Ejecutivo y la falta de una política agropecuaria que le sirva al sector?
-Venimos perdiendo hace varios años, oportunidades y posibilidades de que no solamente el campo, el país en su conjunto, desarrolle su economía. Lamentablemente, no hemos visto esa política que permita asegurar ese crecimiento. Ojalá podamos encontrar la soluciones, ojalá entendamos que en el campo hay que invertir para poder sacar una mayor producción y que para eso tenemos que tener la rentabilidad que nos corresponde y que el Gobierno permanentemente por distintas vías trata de adueñarse.

-Algunos funcionarios intentan acercar posiciones con la Mesa, pero pareciera que todos los acuerdos chocan con la actitud del matrimonio Kirchner. ¿Esto es así?
– Creo que hay en primer lugar, una cierta falta de interés en el desarrollo agropecuario y en segundo lugar, un desconocimiento. Así que se suman la mala relación del campo con el matrimonio Kirchner con la incapacidad e inoperancia de éstos en el manejo agropecuario.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *