19 de enero de 2010 12:51 PM
Imprimir

Garantizan que los mariscos que se venden sean aptos para consumir

La noticia sobre el fallecimiento de un hombre que consumió mariscos contaminados con marea roja, generó temor en la población que consumió moluscos en los últimos días, luego de comprarlos en pescaderías, supermercados o en las ferias de maricultores, como la organizada durante el sábado y domingo en Caleta Córdova. La Municipalidad de Comodoro Rivadavia asegura que no existe peligro en ninguno de los casos.

Para llevar tranquilidad a la población, el subsecretario municipal de Gobierno, Omar Albornoz, detalló cuáles son los operativos que el área de Bromatología de la comuna desarrolla en forma continua para controlar la venta de mariscos en el ejido urbano. También brindó precisiones respecto a los análisis que se efectúan en las costas marítimas, exista o no un período de veda por marea roja.

Respecto de ese último punto, Albornoz informó que cuando se tiene el alerta que emite la Secretaría de Pesca de Chubut sobre marea roja, Bromatología del municipio aumenta el número de recolección de muestras costeras y se desarrolla cada 15 días. La recolección se efectúa en todas las playas del ejido y las inspecciones se trasladan a las zonas de venta habilitadas, precisamente pescaderías y supermercados. Lo que se chequea es que se trate de locales habilitados, y que cuenten con el certificado de origen de la mercadería, que involucra la intervención del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad Alimentaria).

Albornoz puntualizó que en líneas generales este tipo de productos provienen de Puerto Madryn o Las Grutas, garantizando la ausencia de los tóxicos de la marea roja, presentes en los bivalvos de las costas locales.

Se controla además el protocolo o certificado de análisis que acompaña la remesa de mercadería de cada una de las especies. Tales inspecciones se efectúan de modo continuo, precisó. También recordó que los casos que se registraron en Rada Tilly, afectó a turistas que desconocían la veda y recolectaron mariscos en la playa.

Sin embargo, esa situación amerita una revisión de los alertas o avisos que los municipios, tanto de Comodoro Rivadavia como Rada Tilly, destinan a la comunidad e incluso se cuestionó si no resulta necesario señalizar las playas con carteles de advertencia.

En ese sentido, Albornoz indicó que en forma periódica, el municipio comodorense anuncia en los medios gráficos cuáles son los recaudos a tomar al momento de recolectar moluscos o bivalvos. Además, informó que durante la jornada de ayer mantuvieron conversaciones con el intendente de la villa, Pedro Peralta, para abordar proyectos puntuales de señalización costera.

Sin embargo, el funcionario indicó que más allá de carteles en las playas, lo que se instrumentará desde el área de Turismo de Comodoro, es una campaña a través de folletos para entregar en zona norte de la ciudad y en el ingreso a Rada Tilly.

SOBRE LAS FERIAS

El titular del programa municipal de reordenamiento productivo “Comodoro para Todos”, Claudio Mosqueira, también brindó tranquilidad a quienes el último fin de semana concurrieron a la feria de maricultores que se desarrolló en Caleta Córdova.

Indicó que justamente debido a la marea roja, los moluscos y bivalvos que se comercializaron allí fueron adquiridos a empresas pesqueras que recolectaron la mercadería en costas no afectadas.

“Estamos en manos de gente que toda la vida estuvo en el mar, en muchos casos se trata de hasta tercera generación de marisqueros” explicó y resaltó que además fueron capacitados por el municipio, reciben los controles bromatológicos pertinentes y cumplen con todas las normas sanitarias.

A la vez recordó que en el caso de productos como langostinos y calamares que si se extrajeron de las costas locales, se trata de especies que no se ven afectados por la marea roja.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *