20 de enero de 2010 08:15 AM
Imprimir

Carbap sale a explicar su postura

Dice que la iniciativa oficial es una "posibilidad de constituir un espacio dentro del cual se puedan generar a corto plazo mejores condiciones de venta para el trigo, sin dejar de considerarla como absolutamente paliativas".

El último viernes, el Gobierno bonaerense “puso en marcha la Mesa Triguera de la Pampa húmeda”. El acta constitutiva fue firmada por el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Pedro Apaolaza. Y estalló la polémica. Numerosos dirigentes del resto de las entidades agropecuarias nacionales pusieron el grito en el cielo al considerar que la situación triguera debía debatirse en el seno de los encuentros de las autoridades nacionales con la Mesa de Enlace. El razonamiento es que si se discute el problema a nivel provincial, como hasta ahora, la Mesa de Enlace queda desdibujada. Esta sería una estrategia del gobierno, afirman, para desarticular las demandas agropecuarias. Frente a este aluvión de críticas, Carbap consideró necesario “ampliar” información acerca de su participación en la firma del acta constitutiva de la mesa triguera de la provincia de Buenos Aires y La Pampa. Carbap “se ve en la obligación de generar soluciones urgentes para los productores que, en muchos casos, se encuentran en situaciones límite, a punto de ser expulsados del sistema productivo, al borde de la quiebra”, destacó la entidad a través de un comunicado de prensa. “Hoy en día, Carbap tiene la responsabilidad de representar a más de 13.000 productores trigueros que producen nada menos que el 70,6% del trigo argentino, productores que en muchos casos sólo pueden dedicarse a sembrar este cultivo debido a las características de las zonas en las que producen”, continuó. La entidad de Apaolaza considera que “fue la primera en recoger los reclamos de los productores trigueros (de su ámbito de influencia gremial) afectados por la falta de rentabilidad y por la gran sequía. Sin especulaciones mediáticas, la Confederación ha impulsado sus reclamos en cada ámbito en el que le corresponde y le fue posible”.La firma del acta constitutiva de la Mesa Triguera de la Pampa húmeda ha sido motivada, según Carbap, “por la posibilidad de constituir un espacio dentro del cual se puedan generar a corto plazo mejores condiciones de venta para el trigo, sin dejar de considerarla como absolutamente paliativas”. “Siempre hemos señalado que la crisis por la que atraviesa dicha actividad en la actualidad no tiene otra causa que la absoluta incertidumbre y desánimo que genera la nociva intervención provocada en los mercados, motivo hoy de la carencia de precio”, aseguró la Confederación. Según Carbap, su compromiso es “con los productores y las respuestas son para los productores, por lo tanto aceptamos, en la emergencia, medidas que puedan aportar soluciones, por más mínimas que sean, a la vez que continuaremos luchando y reclamando reiteradamente por lo que consideramos deben ser soluciones de fondo para el desarrollo del país y de todos los argentinos”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *