20 de enero de 2010 13:28 PM
Imprimir

Uruguay  –    Mayor faena bovina por la seca; cobra fuerza matanza de ovinos

El año pasado creció más la faena de ovinos que la de bovinos. Mientras se enviaron a matadero un 5% más de bovinos, los productores incrementaron 20% la matanza de ovinos por el alza de los destinos hacia Medio Oriente.

La sospecha que cobró cuerpo tras la terrible seca del pasado año se verificó en las estadísticas de faena de la industria frigorífica.

Según una disertación organizada ayer por el Instituto Nacional de Carnes (Inac), tanto la faena como las exportaciones de carne bovina crecieron durante 2009 y sucedió otro tanto con las carnes ovinas, cuyas exportaciones hacia Medio Oriente cobraron fuerza en virtud del crecimiento de algunos mercados en particular.

Los datos oficiales mostraron que el año pasado la faena bovina creció 5%, al pasar de las 2.213.277 cabezas enviadas a matadero durante 2008, a los 2.325.692 del año pasado, mientras que en el caso de la faena ovina las cifras crecieron 20%, pasando del 1.779.705 cabezas de 2008 a las 2.131.277 del año pasado.

"La sequía que sufrió el país en el primer trimestre de 2009 tuvo una mayor influencia en la composición de la faena de bovinos que en el número global", aseguró el ingeniero agrónomo Pablo Caputti

El disertante explicó que frente a estos crecimientos exponenciales de la faena bovina y ovina, el procesamiento de las carnes equina y aviar mantuvieron su tendencia histórica de crecimiento."Los números de 2009 fueron números de sequía, porque estos mismos indicadores se registraron hace 20 años, cuando se produjo una seca similar a la del año pasado", sostuvo.

Explicó que a diferencia de anteriores años, en 2009 se faenaron más vacas que novillos, invirtiendo la histórica relación de 45%-55%.

"La seca obligó a los ganaderos a tomar decisiones sobre el envío a faena de muchos vientres fallidos", así llamados porque perdieron su cría debido a la seca, "porque no se podía tener un año una vaca parada".

"Sin embargo, las cifras de la Dicose mostraron que la crisis producida por la seca no fue tan dramática como se creyó en un principio, porque la gente cuidó diferente a los animales. Antes, con una seca había mortandad y listo; ahora los animales valen más y en esta seca tuvieron una mayor sobrevida", explicó. Caputti indicó que el censo oficial dio una población vacuna de 11.770.000 cabezas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *