21 de enero de 2010 21:25 PM
Imprimir

Faimali: el impactante frigorífico ovino que atribuyen a Kirchner

Néstor y Cristina Kirchner son mencionados como los verdaderos propietarios detrás de la adquisición del frigorífico Faimali, concretada en los 90 cuando se vendió ese establecimiento que estaba a punto de quebrar. Hoy la compañía es líder absoluta en el mercado. Casi la totalidad de su producción se exporta a la Unión Europea sin ninguna retención ni traba por parte del gobierno nacional.

Si hay algo que no se puede negar es que Néstor Kirchner demostró en los últimos años ser una persona muy afortunada en el mundo de los negocios personales. Con la "suerte" de su lado logró por ejemplo incrementar el año pasado en un 158 por ciento su patrimonio declarado.

Son incontables las relaciones comerciales no declaradas en las que aparece su nombre, las más habituales vinculadas a la industria de la obra pública, el petróleo y el juego. Pero según pudo constatar La Política Online, el ex presidente también es mencionado en Santa Cruz, como el verdadero propietario del frigorífico de carne ovina Faimali S.A. situado en la ciudad de Río Gallegos.

Fuentes del sector afirmaron a este medio que "la operación de compra se concretó en la década del 90, cuando estaba a punto de quebrar". Las mismas fuentes reconocen que "fue una buena decisión, porque era evidente el futuro de ese negocio al tratarse de un producto netamente exportable".
Néstor Kirchner en Río Gallegos.Lo curioso según agrega la fuente, un empresario del sector que por obviar razones pidió mantener el anonimato, es que "en un par de años la empresa pasó de desaparecer a convertirse en líder absoluto en el negocio de carne ovina", y consuspicacia agrega: "Cuando Kirchner se convirtió en Presidente, la compañía mostró un éxito inusitado para cualquier empresa del rubro".

Cordero por liebre

El modelo de negocio de Faimali, que también posee una planta en la provincia de Tierra del Fuego, está focalizado en el desarrollo de valor agregado al cordero patagónico, complementándose durante la temporada baja con la producción de liebre tipo europea.

Prácticamente la totalidad de los productos fabricados por el frigorífico son exportados a la Unión Europa a través de la terminal de Puerto Deseado, ubicada a unos 800 kilómetros de la base central. Y un dato llama la atención: por casualidad o causalidad, la carne ovina no tiene retenciones.

El negocio de exportación de carne ovina, tampoco enfrenta las habituales trabas para exportar que impone el gobierno nacional a otras carnes, dado que el consumo interno del producto es ínfimo. Es decir, sin la presencia de ROES rojos y de Guillermo Moreno, el camino para el éxito se encuentra totalmente liberado

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *