21 de enero de 2010 06:36 AM
Imprimir

España  –   La campaña citrícola, a examen

"Las inclemencias climatológicas en la campaña citrícola valenciana dan valor a la necesidad de disponer de seguros agrarios".

UPA-PV resalta la importancia de que los campos y cosechas de la Comunitat Valenciana tengan contratado un seguro agrario para hacer frente a los posibles estragos que se puedan producir en la producción como consecuencia de las inclemencias climatológicas, como por ejemplo las registradas durante la primera parte de la campaña citrícola.

La UPA-PV destaca que las inclemencias climatológicas han sido claves para determinar la primera mitad de la campaña de cítricos, que tanta importancia tiene en la economía y agricultura valenciana. Así, ya el inicio de la campaña se vio retrasada levemente por las lluvias, y en este comienzo de año los vientos huracanados, sumados a las heladas registradas en algunas zonas o el exceso de lluvias que ha hecho aparecer el temible pixat en determinados campos, han condicionado la misma.

Ante estas cuestiones, la UPA-PV considera vital para el futuro del sector agrario valenciano la necesidad de asegurar nuestros campos y cosechas para contrarrestar este tipo de situaciones. Es justamente por esta razón por la que no se entiende que la cifra de superficie asegurada y el número de asegurados en la citricultura valenciana descienda año a año, a pesar de que la citricultura en la Comunitat ha aumentado sus niveles. Sólo sería achacable a los bajos precios percibidos por los agricultores en la campaña anterior.

En sí, la campaña citrícola valenciana de este año contiene unas perspectivas comerciales positivas, con aceptable liquidaciones para el agricultor que se sitúan de media entre un 20 y un 25% más que las del año pasado, y con puntas que han alcanzado un incremento del 75% sobre la campaña anterior en las clementinas, una situación ligeramente superior a lo que ha ocurrido en las naranjas, al menos en los primeros meses. Como punto negativo, apunta la UPA-PV, se encuentra el rechazo del comercio a cumplir de forma generalizada con el nuevo contrato de compraventa homologado, acuerdo alcanzado en el seno de la Interprofesional Citrícola, y que previsiblemente no se aplicará, en el mejor de los casos, hasta la próxima campaña.

Con esto, la situación no es mucho menos idílica que en años anteriores, apunta la UPA-PV, y por tanto se hace necesario afinar las políticas, tanto estatales como autonómicas, con el fin último de generar confianza en el futuro de la citricultura como fuente de riqueza.

En este sentido, la UPA-PV ve con buenos ojos las conclusiones de la reunión mantenida por las organizaciones agrarias y cooperativas de ámbito estatal con el presidente del Gobierno, ya que se han constituido mesas de trabajo en el Ministerio, entre las que cabe destacar la dedicada a estudiar y seguir cómo se establece el valor de la cadena comercial, una mesa que proporcionará una perspectiva más real de los márgenes comerciales a los que los productos agroalimentarios están expuestos para perjuicio de los agricultores y ganaderos.

Finalmente, la UPA-PV considera más que importante que los previsibles acuerdos alcanzados en las distintas mesas sectoriales puesta en marcha por el Ministerio puedan tener su continuidad en nuestra comunidad autónoma, adaptando estos acuerdos a nuestra particular realidad, para beneficio de agricultores y ganaderos valencianos, para lo cual se hace necesario el concurso de la Generalitat y de su Conselleria de Agricultura.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *