21 de enero de 2010 11:12 AM
Imprimir

Reformas de presidente chileno pueden afectar a campo argentino

Sebastián Piñera, electo presidente de Chile, estudia imponer reformas al campo que afectarán a la Argentina, como el fortalecimiento de la Comisión de Distorsiones que se encarga de gravar con sobretasas a la harina importada.

La Argentina exportó a Chile entre enero y diciembre de 2009 140,7 toneladas de harina por un valor de 30,6 millones de dólares, según información de la oficina de Agricultura de Chile. En total, las importaciones chilenas de productos primarios y manufacturas de origen agropecuario (MOA) ascienden a unos 1.700 millones de dólares anuales, de acuerdo con datos ofrecidos por el Departamento Agrícola de la Embajada de Chile.

En octubre último venció el plazo dispuesto para las medidas antidúmping contra la harina de trigo procedente de la Argentina, que se habían establecido en 2007.

La protesta chilena que generó los gravámenes fue debido al subsidio y las compensaciones que recibe la industria molinera en la Argentina. Las sobretasas alcanzaban el 31,1% de todas las importaciones de harina que lleguen a Chile desde la Argentina y se dejaron de cobrar. Sin embargo, con la llegada de Piñera al poder, nuevos aires pueden sobrevolar el intercambio bilateral agropecuario con Chile.

Durante su campaña, el candidato conservador se comprometió a realizar fuertes cambios para impulsar el agro chileno, que tradicionalmente tiene un crecimiento anual promedio del 4,5%.

El desarrollo del sector agrícola exportador ha dado impulso a la industria elaboradora de alimentos, que hoy tiene una gran importancia en la generación del producto interno bruto, las exportaciones y el empleo, se explicó desde el consulado de Chile en la provincia de Mendoza.

Las principales exportaciones chilenas al mundo son vinos, frutas y hortalizas frescas tales como uvas de mesa, kiwi, manzanas, paltas, tomates, cítricos, cebollas, chirimoyas y numerosas variedades denominadas exóticas.

En tanto, en el área forestal, actualmente casi 900 compañías se dedican al rubro y mantienen negocios en los cinco continentes.

La Argentina le vende a Chile una canasta variada de productos, entre los cuales se encuentran aceites comestibles mezclas por 206,6 millones de dólares, que en 2009 cayó el 43 por ciento respecto de 2008.

En cambio, vendió carne bovina refrigerada y enfriada por 129,6 millones de dólares el año pasado y 94,9 millones de dólares en azúcar refinada.

La compra chilena de maíz (excepto para siembra) cayó el 73,8 por ciento y se ubicó en 80,3 millones de dólares, y el trigo, que ocupa el noveno lugar en el ranking de los primeros quince productos importados de la Argentina, fue por 31,3 millones de dólares. Tortas y residuos (pellets) de soja argentinos ingresaron a los mercados chilenos por 42,3 millones de dólares.

En cambio, las importaciones que realiza nuestro país de productos agrícolas chilenos es muy baja: sólo 137.000 dólares en concepto de paltas, frutos secos, carne de cerdo y semillas de (trébol) pasturas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *