21 de enero de 2010 03:18 AM
Imprimir

Novafrigsa incorpora la informática en la inspección del sacrificio de reses

El sistema, que recibió un premio, aumenta las garantías sanitarias de la carne y su trazabilidad

Novafrigsa, con una matanza diaria de 250 reses, es uno de los 22 mataderos gallegos que supervisan su cadena de sacrificio a través del sistema informático Semaga, de control de seguimiento de la inspección sanitaria, desarrollado por la Dirección Xeral de Saúde Pública y de Planificación. Las instalaciones fueron visitadas ayer por los conselleiros de Sanidade, Pilar Farjas y de Medio Rural, Samuel Juárez, que comprobaron el funcionamiento de la aplicación, que es capaz de detectar alertas que permiten actuar con un mínimo margen de tiempo en la explotación ganadera en la que se localice el problema.El sistema, que supone una inversión de entre 6.000 y 9.000 euros, recibió el premio Avedis Donabedian a la excelencia en la calidad en salud pública. La distinción la otorga la Agencia de Protección de Salud de Cataluña. Permite el seguimiento real, vía web, de todas las incidencias en el matadero, reduce considerablemente el trabajo administrativo y asegura la trazabilidad y el reparto de responsabilidades entre la empresa y los servicios veterinarios oficiales.Semaga está implantado en 22 mataderos de vacuno de Galicia, lo que supone el control de más del 80% del bovino sacrificado en Galicia y entre este año y el próximo lo instalarán en otros once. Una vez que se complete en los establecimientos de este tipo de ganado, tienen previsto extenderlo a otras especies como porcino y aves.Los conselleiros efectuaron el recorrido por el matadero en compañía del presidente de Coren, Manuel Gómez Franqueira. Los iniciaron en los establos en los que reciben el ganado, donde personal de la inspección va anotando los datos de cada res en una PDA. A través de todo el proceso se van acumulando en el sistema los datos.La aplicación permite una inspección detallada del animal, antemortem y postmortem, incluidas las vísceras.Novafrigsa sacrifica cada día 250 reses, de las que el 60% son de vacuno mayor y el resto de vacuno menor. Estas últimas reses se distribuyen en el mercado nacional, (Levante, Cataluña, Madrid y Andalucía) en tanto que las otras se reparten entre éste y la exportación, con Francia y Holanda como principales mercados.El conselleiro de Medio Rural destacó que el sistema implantado en Novafrigsa permite una mejora en la calidad y en la seguridad, que redundan en la imagen de Galicia. Juárez insistió en que es necesario acabar con la falsa creencia de que la inspección rigurosa de las reses perjudica a todos los que participan en la cadena de producción.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *