22 de enero de 2010 02:31 AM
Imprimir

Uruguay   –   Preocupa el peso de la Contribución Inmobiliaria Rural en la agropecuaria

La Federación Rural (FR) y la Asociación Rural del Uruguay (ARU) coincidieron en manifestar su preocupación por el peso que tiene la Contribución Inmobiliaria Rural (CIR), en el resultado de los pequeños establecimientos ganaderos.En el caso de la Federación Rural, decidió iniciar gestiones ante el gobierno nacional y las intendencias para aliviar esa situación.

El presidente de la gremial, doctor Octacilio Echenagusía, dijo que en la primera reunión del año del Consejo Directivo de la FR, se analizó la situación de los pequeños productores de 100 a 200 hectáreas, en su mayoría ganaderos, y que conforman más del 40% del universo total de productores.
Dijo que se trata de productores que tienen ingresos del orden de los U$S 20 por hectárea con lo que deben enfrentar una contribución inmobiliaria rural superior a los U$S 4 por hectárea. “Esto es mucha plata y representa una disminución importante de sus ingresos sólo por este concepto”, sostuvo a El País Echenagusía, agregando que en establecimientos de mayor porte esto se siente menos, pero en este tipo de explotaciones el peso del tributo es muy grande.
El titular de la FR dijo que ya se han establecido contactos con algunas intendencias procurando una reducción del tributo, aunque hay un optimismo moderado en cuanto al éxito de estas gestiones. Por otra parte, Echenagusía dijo que no se debe olvidar que habrá elecciones municipales en pocos meses y eso puede estar influyendo.
gestiones
Por su parte el presidente de ARU, Manuel Lussich, dijo que a partir de febrero la institución iniciará gestiones ante los futuros ministros de Ganadería y Economía para quejarse por el aumento del 35% en pesos fijado para este año para la contribución inmobiliaria rural y procurar que se revierta la medida adoptada por decreto.
“El tema surgió el 30 de diciembre con el decreto que todos los años fija los nuevos valores de pago de la contribución inmobiliaria. Desde hace muchísimos años se ajustaba el valor de acuerdo el IPC en el período comprendido entre octubre y setiembre del año anterior. Pero este año se modificó el sistema de cálculo y exclusivamente para los inmuebles rurales se tomó el incremento de los valores de mercado que fija la Oficina de Estadísticas Agropecuarias del MGAP. Eso implicó un aumento del 35% en pesos pero que llevado a dólares representa un incremento del 68%”, explicó Lussich a Observa.
Consideró que es un aumento “absolutamente desproporcionado” y puso como ejemplo que ahora, en comparación con el año pasado, se necesita el doble de novillos gordos para pagar el tributo.
“Un aumento así sorprende, no lo esperábamos teniendo en cuenta el discurso de las autoridades en cuanto a ayudar a los productores. Por el momento lo que queda es expresar la preocupación porque para modificar esto se requiere otro decreto. Por ahora esta es la realidad a la que nos tenemos que enfrentar, es decir, un aumento absolutamente desproporcionado de la contribución”, indicó.
Agregó que “más allá de que pueda ser claro que los valores de la tierra han subido, es exagerado hablar de un 35% en pesos. Además, eso no quiere decir que la capacidad contributiva de los campos haya aumentado, por el contrario, muchos sostenemos que ha caído”.
Presión fiscal
De acuerdo con el último informe de la oficina de Programación y Políticas Agropecuarias (Opypa) del Ministerio de Ganadería, el aumento estimado de la recaudación en dólares de la CIR en 2009 y en relación al año anterior fue del orden de 0,7%, como resultado de un incremento del valor real de los inmuebles rurales medido en dólares. El informe agrega que los valores reales aumentaron 8% en pesos, en tanto que el dólar aumentó, en promedio, 7,2%.
En definitiva, los impuestos sobre la tierra tuvieron una caída estimada en 2009 de 2,2% en relación al año anterior, alcanzando los U$S 65.500.000. Estos valores se encuentran por encima de los niveles promedio de la actual década, pero por debajo de los de la década de 1990. Si se toma aisladamente la CIR, la recaudación de 2009 por este concepto fue de U$S 46.900.000, frente a los U$S 46.500.000 de 2008

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *