22 de enero de 2010 13:30 PM
Imprimir

Bicicleta oficial al campo: devolución de retenciones

Mientras el campo se muestra descreído sobre la catarata de anuncios para el sector de los últimos días (que aún no muestran re-sultados inmediatos), en el Gobierno buscan mantener a raya posibles protestas con más promesas de ayuda que se harán efectivas en el futuro. En este caso, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, aseguró ayer que «a partir del 1 de marzo va a hacerse operativa» la devolución de retenciones a los pequeños y medianos productores de trigo.

Según el funcionario, «con los registros existentes y corroborados con las provincias, las entidades y las mesas provinciales» recién conformadas, ahora sí será posible materializar la devolución publicitada por Cristina de Kirchner el 10 de setiembre pasado. Sin embargo, el de ayer no deja de ser otro capítulo del cuento de la buena pipa.

«Estamos en el plazo previsto; cuando termine de levantarse la cosecha y en un plazo de 60 días se pondrá en marcha la devolución a los productores de hasta 800 toneladas», sostuvo Domínguez en declaraciones televisivas, luego de no lograr el acuerdo buscado anteayer en una larga reunión con la Mesa de Enlace por el problema del trigo. Los ruralistas se muestran escépticos ante cada encuentro, con el argumento de que aún no ven resultados concretos frente a los reclamos por el cultivo que hoy «está en emergencia», tal como dicen también en Agricultura.

Una de las demandas más expuestas desde la dirigencia campestre es la liberación del mercado de trigo, para que así con la sola dinámica de la oferta y la demanda se regularice el precio que debe recibir el productor. Sin embargo, el ministro subrayó la necesidad de mantener el nivel de abastecimiento interno, con un volumen de 6,5 millones de toneladas de trigo, tal como lo acordó el Gobierno con representantes de la ONU, pero sin el aval de la producción. Asimismo, descartó que vaya a aumentar el precio del pan, que hoy se encuentra por encima de lo que «debería costar» para un país productor, dicen desde el ruralismo.

Domínguez precisó luego: «Tenemos 3,5 millones de toneladas de la cosecha anterior», a la vez que confió en que la recolección actual superará los 7,5 millones, «un cálculo absolutamente conservador, que creemos que va a ser superado y va a estar cerca de los 8 millones», pero lejos de los 17 millones de la campaña de 2008

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *