22 de enero de 2010 13:32 PM
Imprimir

Dicen en el campo…

... que lejos de sus proyectos iniciales, el pleno de la Comisión de Enlace tuvo que dejar sus vacaciones y moverse otra vez hacia Buenos Aires, a partir de la seguidilla de anuncios de Cristina de Kirchner (créditos para retención de trigo, subsidios para que los ...

… que lejos de sus proyectos iniciales, el pleno de la Comisión de Enlace tuvo que dejar sus vacaciones y moverse otra vez hacia Buenos Aires, a partir de la seguidilla de anuncios de Cristina de Kirchner (créditos para retención de trigo, subsidios para que los molineros compren cereal), luego repetidos por el ministro Julián Domínguez que, a falta de anuncios novedosos, parece haber encontrado en un muy buen catering el justificativo central del éxito de sus últimas convocatorias (dos en menos de una semana). Brochettes, falso caviar, pizzetas y empanadas, entre otros platos, eso sí, regados con abundante agua mineral (y no de la que consume la Presidente) y gaseosas, constituyeron la oferta más concreta que recibió la Mesa de Enlace en el último encuentro, supuestamente para conformar una mesa triguera que, para la mayoría, constituye una nueva estrategia para ganar tiempo, ya que el Gobierno sabe holgadamente lo que tiene que hacer para revertir la brutal caída que registra el cultivo en las últimas tres campañas. Por supuesto que en el tradicional Salón Gris no se escuchó hablar de la falta de información, de las cifras reales de cosecha, de cuál es la demanda interna neta (sin la harina que se exporta), y mucho menos de la calidad del trigo de esta última campaña, jaqueado por la seca, heladas, y exceso de lluvias en algunas zonas, que determinó cantidad de grano chuzo, panza blanca, y bajo peso hectolítrico por lavado. Mientras, en plena cosecha el mercado sigue sin aparecer ante la falta de demanda, independientemente de lo que dicen algunos funcionarios.

… que tampoco aparecen herramientas para paliar los daños que inundaciones, temporales y hasta tornados (como el que destrozó la semana pasada buena parte de Gualeguay), están causando en diferentes partes del país. Y, así como se llegó tarde (o nunca) con la ayuda por la seca, ahora los productores temen que les ocurra lo mismo con el agua. De hecho, ya comenzaron a aparecer nuevamente rodeos manejados con alambrados eléctricos, en las banquinas altas de las grandes rutas, especialmente en parte del centro de Pampa Húmeda y en el Litoral, ya que son las únicas partes secas. También sigue saliendo hacienda de las islas del Paraná que se suma a la que comenzó a migrar de los campos más bajos ante el avance del agua. El tema se agrava por las lluvias en el sur de Brasil que complican también al río Uruguay y sus afluentes, como el Miriñay en Corrientes, que comienzan a desmadrar, y que algunos sospechan tiene que ver no sólo con las copiosas lluvias de las últimas semanas, sino también con las siete represas que, aguas arriba, tiene Brasil y cuyas compuertas estaría abriendo para descomprimir su propio problema. Esto, que perjudica especialmente a productores apícolas y horticultores que, con calor y exceso de agua, se ven impedidos de producir (verduras de hoja, tomates y hasta sandías y zapallos) sería, además, una de las causas del achicamiento de la oferta ganadera de los últimos días, y que constituyó la gota que terminó de disparar los precios, ya que para mediados de enero se esperaba un aumento de la oferta de hacienda que, finalmente, no se dio. Aún así, el secretario de Comercio Interior, Gui-llermo Moreno, que sorpresivamente también fue de la partida en el encuentro triguero, no parece estar presionando sobre el mercado, como era su costumbre. «Él quería carne para las fiestas y la tuvo. Ahora sabe que no hay hacienda y que los precios se van a afirmar mientras la demanda los convalide. Venimos del año ganadero más catastrófico en 5 o 6 décadas con la faena, por liquidación, más alta de la historia. Ya no se puede inventar más nada», comentaba un operador, al tiempo que reconocía que la plaza ganadera, después de mucho tiempo, está buscando ahora su verdadero nivel de equilibrio.

… que, al margen de que los funcionarios minimicen el hecho, cayó muy mal en China la repentina suspensión del viaje presidencial, que se estaba preparando desde hace casi cuatro meses. Tanto es así, que una delegación empresaria asiática con muy bajo perfil volverá a visitar la Argentina antes de fin de mes, y no sólo para comprar productos (especialmente alimentos), sino también para hacer interesantes inversiones productivas, estuvo a punto de suspender también su viaje, aunque a último momento habría decidido concretarlo igual. También en el plano internacional se escucharon otros comentarios, aunque éstos referidos al clima ya que la extraordinaria ola de frío que azota el Hemisferio Norte, está provocando daños aún no evaluados totalmente, en cantidad de producciones, lo que puede llegar a beneficiar a la Argentina. Un caso, por ejemplo, sería el de la fruta (especialmente manzanas y peras), aunque como en otros varios rubros, la caída de la producción local impediría capitalizar totalmente la demanda adicional desde esos orígenes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *