25 de enero de 2010 22:28 PM
Imprimir

Carne: Uruguay podría quedarse con el cupo de la UE

Uruguay estaría más cerca de acceder al cupo especial de 20.000 toneladas de carne de alto valor, otorgado por la Unión Europea en agosto pasado. Si esto ocurre, el país sumaría la posibilidad de vender carne producida en feedlots libre de aranceles.

El director de Asuntos Internacionales del Ministerio de Ganaderia, Mario Piacenza, dijo a El Espectador que la habilitación que esta semana recibió Australia de parte de los europeos, “marca el camino” de una probable apertura de la producción nacional.  

Desde agosto pasado, la Unión Europea abrió la posibilidad para que se le exporten 20.000 toneladas anuales de cortes vacunos de alto valor provenientes de feedlots. A partir de 2012, ascendería a 45.000 toneladas. Esto lo convierte en un nicho más rentable aún que el de la codiciada cuota Hilton.

Si bien el nuevo cupo no discrimina a ningún país, las fuentes coinciden en que, en la práctica, está hecho a la medida de Estados Unidos, tanto por las exigencias sobre la alimentación de los animales de los que proviene la carne, como por la forma de tipificar.

Esto surgió como una compensación de la Unión Europea tras casi dos décadas de negociaciones por la negativa a comprar carne de animales a los que se les hubieran dado anabólicos o antibióticos (o sea, la mayoría de los de ese país). Por esa traba, Estados Unidos. apenas pudo exportar entre 4.000 y 6.000 de las 11.500 toneladas de cuota Hilton que comparte con Canadá.

Los argentinos, los principales tenedores de cupo Milton, entienden que lo ocurrido esta semana es una mala noticia para los frigoríficos exportadores locales. Resulta que por la puerta del costado, su carne entra a competir con otra que, en muchos casos, es más apetecida y por la que se paga más.

Uruguay, en cambio, es optimista porque el hecho de que le hayan permitido a Australia acceder al cupo demuestra, para algunos jugadores del sector, que “no es una farsa para dárselo a Estados Unidos” y que efectivamente el país está en condiciones de pelearlo. En efecto, el mismo director de Asuntos Internacional del MGAP dijo que desde agosto pasado, son intensos los contactos con las autoridades sanitarias europeas a efectos de conseguir la preciada habilitación como país proveedor.

Para acceder a este mercado, el país tendrá que cambiar algunas prácticas productivas. Además, se debe generar un mecanismo oficial que certifique que el animal fue alimentado en feedlots como pide la Unión Europea.

De hecho, el fuerte proceso de agriculturización que registró el Uruguay en menos de una década, contribuye a fortalecer la posibilidad de producir carne bajo un sistema de engorde a corral, mucho más intensivo que el pastoril que se usa corrientemente en el país.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *