6 de noviembre de 2009 14:26 PM
Imprimir

Cristina: “Sequía, por falta de represas”

En medio de la grave crisis hídrica que hostiga a una importante porción del país, Cristina de Kirchner sostuvo ayer que el flagelo de la sequía no debe atribuírsele solamente a los cambios climáticos, sino también «a la carencia durante décadas de represas».

Durante el anuncio de la construcción del dique Punta Negra para San Juan, acompañada por el gobernador de esa provincia, José Luis Gioja, la primera mandataria resaltó además la puesta en marcha de proyectos de infraestructura durante su gestión y dijo que «en un país con todos los recursos hídricos no se hicieron durante décadas las obras necesarias».

En tanto, el Gobierno de Córdoba aceleró ayer la definición del plan de uso racional del agua durante una reunión que se realizó en la sede de la Subsecretaría de Recursos Hídricos.

El objetivo primordial que persigue el equipo del gobernador Juan Schiaretti es facilitar que el Ente Regulador de los Servicios Públicos de la provincia pueda llevar adelante todas las acciones para hacer una reducción y limitación del consumo, de la mano de la prestadora Aguas Cordobesas.

Entre las medidas que están en estudio, se contempla la posibilidad de instalar medidores y también reguladores del agua en todos los hogares cordobeses a fin de penalizar a quienes más consumen.

La preocupación crece en la provincia serrana por los frentes de incendio forestal registrados en las últimas horas, que se extienden por los pastizales secos y complican a los bomberos.

Por su parte, el Gobierno de San Luis declaró ayer la «preemergencia hídrica» en la provincia con la intención de llamar la atención de la población, antes de tomar medidas más drásticas -por ejemplo, restricciones o cortes programados-, aunque no descartan que las tengan que aplicar dentro de una semana.

Mientras tanto, Tucumán todavía evalúa declarar la emergencia hídrica pero todo indica que, finalmente, el gobernador José Alperovich terminará firmando el decreto para alterar los usos que se dé al agua y tomar medidas para su preservación.

También Buenos Aires declaró la emergencia hídrica en el partido de Bahía Blanca, donde la sequía afecta a la producción agropecuaria.

El intendente, Cristian Breitenstein, dijo que se aplican restricciones graduales en el consumo

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *