25 de enero de 2010 22:29 PM
Imprimir

La meta es el trigo transgénico

Don Mario firmó un acuerdo con la francesa Vilmorin; buscarán mejores variedades

Alain Perrin lo dice de manera contundente. "Hoy el trigo es el cultivo con más hectáreas en el mundo -250 millones de hectáreas-, aunque no es un mercado de mucho valor. Pero en la medida en que reciba más tecnología el negocio va a ser más grande", expresa. Lo escuchan Gerardo Bartolomé, presidente de Don Mario, y este cronista. Perrin es CEO de Vilmorin, la división de semillas de la francesa Limagrain, una cooperativa de productores, y esta semana estuvo en la Argentina para sellar un joint venture con el semillero local. Firmaron un convenio de investigación en trigo, que tiene un objetivo claro: desarrollar variedades con mayor rinde, mejores características agronómicas y tolerancia a las enfermedades importantes del cereal. Pero hay más: en un siguiente paso se apuntaría al trigo transgénico, una novedad para el cultivo. Vilmorin viene a aportar su know how , germoplasma, mejoramiento, marcadores moleculares y tecnología en general. La firma tiene el 20% del negocio de trigo en Europa, un porcentaje que la ubica como líder. Quiere crecer en todo el mundo, relacionarse con socios locales, y de ahí el vínculo con el semillero nacional. En el caso de Don Mario, el convenio apunta a cubrir toda Sudamérica. Además de participar en el joint venture de la investigación, aportar germoplasma y su propio conocimiento, Don Mario va a ser quien comercializará los productos que surjan. "Con esta sinergia vamos a tener mejores productos", señaló Bartolomé. Pese a la crisis que atraviesa el cereal, para Bartolomé el trigo va a recuperar su siembra histórica de 6 millones de hectáreas. "Somos un país triguero", afirma. En diálogo con LA NACION, Perrin comentó detalles del convenio con el semillero local. -¿Cómo es el plan de trabajo en conjunto en investigación? -En un primer escalón vamos a desarrollar, a través del mejoramiento genético clásico, mejores variedades. Vamos a trabajar juntos para tener mejores productos para el agricultor. En el mediano plazo el objetivo es lograr ganancias genéticas de entre 1,5 y 2 quintales de rendimiento por año. Esto significaría prácticamente duplicar los niveles actuales de ganancias. -¿Puede haber un trigo transgénico? -Si esto funciona, sobre ese chasis -del desarrollo de variedades- vamos a poner todo lo transgénico. En el mundo el trigo transgénico va a venir y apuntamos a aportar esto también para América del Sur. Esto puede ser en un plazo de entre cinco y diez años. -¿Sobre qué características se trabajaría en un cereal transgénico? -Hay tres características para ello: eficiencia en el uso del nitrógeno, resistencia a estrés, como la sequía, y resistencia a insectos. Esta combinación sería la que más cerca está en trigo transgénico

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *