25 de enero de 2010 00:43 AM
Imprimir

El desafío de que la economía real "aguante"

La disputa política en torno al uso de las reservas del Banco Central no altera la vida diaria del país, pero la pregunta que surge es si, de extenderse en el tiempo, la pelea llegará a ser un obstáculo para las buenas perspectivas económicas de 2010.

Los datos de un ‘buen clima’ son palpables, de acuerdo con distintos analistas económicos.
Un reciente informe de la consultora Abeceb.com, encabezada por Dante Sica, se refiere a uno de los indicadores más concretos que existen sobre la perspectiva que los empresarios tienen de la marcha de la economía: los anuncios de inversión.
En noviembre de 2009 se registraron 58 anuncios de inversión, lo que implica un 152 por ciento de aumento con respecto a los que se habían contabilizado en el mismo mes de 2008.
Aún más se habían registrado en noviembre de 2007, pero luego del ‘bajón’ que implicó todo el 2009, el fin de año reveló el optimismo en distintos sectores de la economía.
El informe de esta consultora privada señala que ‘los anuncios de inversión para el mes de noviembre de 2009 sumaron un total de 1.378 millones’ de dólares.
El mes anterior, los anuncios habían sumado apenas 317 millones.
‘El sector de la Industria ha sido el principal destinatario de las inversiones del mes de noviembre, absorbiendo el 84 por ciento del total’, subrayó la consultora.
Esa ‘buena onda’ viene enmarcada en una serie de previsiones para 2010.
En otro informe de la misma consultora -que estimó una caída de la actividad del 2 por ciento en 2009- señaló que la cosecha de soja alcanzará la producción récord de 51,5 millones de toneladas.
La mejora que se prevé en este sector es sustancial: la producción agregada de los tres cultivos principales del país (soja, trigo y maíz), se incrementaría un 43 por ciento con respecto a la cosecha anterior, en caso de concretarse las previsiones.
A su vez, se espera que la demanda brasileña dinamice la producción y las exportaciones del sector automotor.
Esos dos sectores serán fundamentales para el impulso económico: mientras que la economía en general crecería en torno al 4 por ciento, agro e industria llegarían al 6 por ciento, de acuerdo al informe.
La incógnita es entonces si el ‘ruido’ generado por el conflicto del Banco Central será un obstáculo en el marco de estas perspectivas.
Una variable que también debería observarse para que los buenos pronósticos se concreten es el desempeño del gasto público y el consumo.
Y en ese aspecto sí parece ser esencial el Fondo del Bicentenario ya que de no usarse reservas para el pago de vencimientos de la deuda las alternativas que se abren son más costosas para el Estado nacional.
Esto podría deteriorar los niveles de gasto público y, como consiguiente, el dinamismo de la economía.
Claro que el Gobierno siempre tendrá que tener entre ceja y ceja la inflación, para que esa variable tampoco se dispare.
Pero esa es otra historia.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *