25 de enero de 2010 22:48 PM
Imprimir

No se sabe qué cupo recibirá Santa Fe del trigo que comprarían los molinos

El Ministro de la Producción de la provincia dijo que Julián Domínguez le prometió el 10%. Pero el presidente de la Bolsa de Comercio santafesina, Melchor Amor Arranz, aseguró que "a Santa Fe no se le aginó ningún cupo".

La reunión de lanzamiento de la Mesa Nacional Triguera, que tuvo lugar el último miércoles en el Ministerio de Agricultura de la Nación, dejó entre la representación santafesina una marcada sensación de cautela, a la espera de ver los resultados de los anuncios.

En primer lugar, todavía no se determinó qué porcentaje del cupo de 1.5 millones de toneladas que los molinos comprarán a pequeños y medianos productores -con un crédito del gobierno- le tocará a Santa Fe (se sabe, en cambio, que a Buenos Aires le correspondería alrededor de un 64% y un 17% a Entre Ríos).

Si bien el Ministro de la Producción santafesino, Juan José Bertero, aseguró que Julián Domínguez le prometió un 10% (150.000 toneladas), otros participantes del encuentro, como el presidente de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, Melchor Amor Arranz, declaró que “a Santa Fe no se le aginó ningún cupo” ni se designó el “hombre de la lapicera”, en referencia a la persona que debería nombrar Guillermo Moreno para que instrumente la distribución.

Arranz, si bien valoró las intenciones oficiales, tanto de recomponer el mercado como de beneficiar a consumidores y pequeños productores, advirtió que las medidas, de corte “intervencionista”, conforman “una burocracia infernal” que complica mucho las posibilidades de éxito del mecanismo.

Antes de la reunión en Capital Federal, en la que todos firmaron la constitución de la Mesa Nacional Triguera excepto la producción, representada por la Mesa de Enlace, se sabía que estaban determinados los cupos de compra de trigo sólo para Buenos Aires y Entre Ríos. Bertero, luego del encuentro, declaró que Domínguez “va a anunciar pronto que en el cupo de compra nacional de los molineros se va a destinar un 10% para productores de Santa Fe”, por lo que “estaríamos hablando de 150.000 toneladas”.

En cambio, el presidente de la Bolsa santafesina, sostuvo que “a Santa Fe no se le asignó ningún cupo. Para nosotros la cosecha ya pasó y las soluciones han venido más rápidas para Entre Ríos y Buenos Aires”.

Asimismo, Arranz puso el énfasis en la complicación del mecanismo que se pretende implementar: “hay que hacer un listado, que tiene que estar la Oncca y un representante de los productores, que lo designa el gobierno para ver quien es mediano y pequeño. Eso va a la Secretaría de Comercio, que dice si está bien o mal y se lo manda a la entidad molinera, el presidente determina qué molino le va a comprar a tal productor… imagínese, es una burocracia infernal todo esto”.

Asimismo, señaló que para obtener el cupo en cada provincia “tiene que designar Moreno a un representante de los productores para que, con la lapicera que le da Moreno, diga quien es mayor o menor productor. Hoy, concretamente, ‘gente de la lapicera’ designada por Moreno hay una en Entre Ríos y otra en Buenos Aires. En Santa Fe no tenemos todavía el hombre de la lapicera”.

Aunque consideró que “es inconcebible que hoy día el productor espere con su trigo, (porque) tiene deudas, tiene que pagar y no lo puede vender”, el dirigente santafesino valoró que “algo se hizo”, liberando 1 millón de toneladas más a la exportación (“que incluye las 300.000 ton a Entre Ríos”) y 1.5 millones a la molinería.

Y si bien reconoce que las condiciones de la asistencia ofrecida a los productores son beneficiosas, advirtió: “qué va a meterse el productor en un crédito a 180 si no sabe si va a poder vender o no y a qué precio”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *