26 de enero de 2010 07:40 AM
Imprimir

Uruguay pide rever situación ante medidas impuestas por Brasil

Brasil impuso licencias previas de importación al ganado en pie con destino a faena, procedente de Uruguay. El Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento emitió una resolución estableciendo que desde el 7 de este mes todas las autorizaciones están centralizadas en Brasilia.

La Asociación Rural del Uruguay (ARU) inició contactos con la Cancillería para rever la situación. Se trata de un mercado relevante, ya que -como siempre defendieron las gremiales agropecuarias- se trata de una válvula de escape. Los productores entienden que, cuando en Brasil se paga más que a nivel interno, los animales tienden a comercializarse vivos en el exterior.

De todas formas, últimamente Brasil ha perdido importancia con relación al total de vacunos vendidos. Operadores del sector confiaron a El Espectador que la fluidez se cortó ya se había cortado en agosto/setiembre pasado. Además, a los cambios de mercado se agrega como explicación el hecho que el grupo brasileño Marfrig haya arrendado varias plantas en el estado de Río Grande do Sul.

En cuanto a las exportaciones, las ventas a Brasil representaron, en dólares, el 13% del total. Los principales mercados fueron Egipto, Líbano y Siria.

El año pasado Uruguay vendió animales vivos por un valor de 80 millones de dólares. Esto incluye a vacunos, lanares, equinos (caballos de carrera, de polo, y de raza criolla –adquiridos por conocedores extranjeros). Pero hay más animales que se exportan.

Por ejemplo, Uruguay está exportando lobos marinos a distintos parques acuáticos y zoológicos del mundo. La captura, identificación y la venta de los lobos a las empresa exportadoras corre por cuenta de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara).

El año pasado, se exportaron desde Uruguay un total de 71 lobos marinos. Los precios estuvieron entre 3.500 y 2.100 dólares por animal. Se trata de machos y hembras que fueron transportados por avión a los países de destino. China fue el principal comprador, aunque también se registraron el año pasado, ventas a Corea del Sur y Ucrania.

Uruguay tiene una de las mayores colonias mundiales de lobos marinos y además es la única que sobrevivió, de toda la región, a la depredación por la explotación industrial. Se considera que hay unos 200.000 lobos marinos

El animal se exporta vivo para que continúe vivo en una tarea de educación, de entretenimiento y de desarrollo". De acuerdo a información que publica este lunes La República, son animales a los que se les aplica la trazabilidad.

Tienen un microchip, con un tamaño de un grano de arroz, que se inyecta en el animal. Desde cualquier parte del mundo, se puede leer con lector, el número de registro y los datos del certificado.

Finalmente, la cotorra es otro producto de exportación. Se trató de una partida de 52.200 animales. Viajaron por avión y se vendieron entre 2 y  1,50 dólares.

México es responsable de la casi totalidad de los animales, aunque también hubo otras ventas puntuales a Singapur y Emiratos Árabes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *