26 de enero de 2010 08:04 AM
Imprimir

Uruguay envió a la UE su plan de trazabilidad equina

Planilla. Anotan animales tratados con químicos en la mira

La Unión Europea apuró a Uruguay para que armara la trazabilidad individual en equinos y el Ministerio de Ganadería, a través de la Dirección de Servicios Ganaderos, ya le hizo llegar a las autoridades sanitarias del viejo continente su propuesta. La iniciativa, sobre la que la UE aún no se pronunció, se basa en que en el establecimiento de origen de los animales se mantendrá la identificación grupal, pero va a existir junto a la planilla de Contralor Interno de Dicose, un documento sanitario específico. Todo equino que reciba algún tratamiento con productos que preocupan a la UE, va a ser anotado en esa planilla y ese animal será, además, identificado individualmente. Cada vez que se mueva desde el predio un animal, saldrá con la guía de identificación individual y habrá una declaración jurada del productor vinculada con el tratamiento sanitario que recibió y que figura en la planilla sanitaria. Los equinos identificados individualmente, cuando llegan a un predio de acopio de animales para faena, además de la documentación, estarán bien señalados mediante una caravana y una serie de certificaciones del veterinario que atiende el predio que los remite. Si bien para la UE la carne equina que Uruguay exporta es segura, al generarse algunos problemas con productos de otros países abastecedores, comenzó a exigir mayores garantías en sus importaciones. "Uruguay no sólo ampliará las garantías brindando una identificación individual, sino que, en el caso de los anabólicos, que preocupan mucho a los europeos, tiene su uso prohibido por ley y también su fabricación", aclaró a El País José Gallero, director técnico de la Dirección General de Servicios Ganaderos. Por otro lado, como rige para la carne bovina, ovina y otros productos, también se monitorea la posible aparición de sustancias prohibidas a través del Programa Nacional de Residuos Biológicos, que lleva adelante la Dirección de Laboratorio Veterinario "Miguel C. Rubino", a través de las muestras de carne y vísceras, remitidas desde los frigoríficos exportadores. "Le vamos a brindar la garantía de que algunos productos como los tranquilizantes, son controlados en su uso por médicos veterinarios y que cada aplicación quedará registrada en la planilla sanitaria que se crea", agregó el vocero. Desde el Ministerio de Ganadería no sólo se controlarán los predios de acopio, los establecimientos remitentes de animales para faena y los frigoríficos, también se incrementarán los muestreos de materiales remitidos al Programa Nacional de Residuos Biológicos. Las autoridades de la Unión Europea pidieron una ampliación de la información remitida por Uruguay y el MGAP ya le comunicó el mes pasado a los acopiadores, frigoríficos y productores la nueva normativa. "Los primeros días de enero le contestamos el pedido de ampliación de la información enviada y estamos a la espera de que nos devuelvan la respuesta", aclaró Gallero a El País. A modo de mensaje, dijo a los productores que si Uruguay pudo identificar individualmente más de 3 millones de bovinos, es más fácil identificar a los equinos, donde la faena anual no supera las 30.000 cabezas. Uruguay es un fuerte exportador de carne equina a varios países de la UE, entre los que se destacan Italia, Francia y España.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *