26 de enero de 2010 11:51 AM
Imprimir

Por este camino, el próximo año no hay trigo

Las semanas pasan, continúan celebrándose reuniones entre el gobierno y los distintos sectores del campo pero los resultados de las mismas no se reflejan en el mercado.

En Rosario desde el 1° de diciembre no se conocen compradores interesados en realizar negocios sobre el cereal aunque en otras plazas hay precios pero poco representativos de un mercado al que todos puedan acceder.Peor aún estamos cuando de las últimas reuniones se desprenden medidas que discriminan a los productores y confirma al Secretario de Comercio Interior como el determinante en la política oficial en materia de granos.Las últimas medidas para reactivar el mercado son las siguientes:1) Ampliar la apertura de registros de exportación de trigo en 1.000.000 tn adicionales (incluyendo las 300.000 tn ya anunciadas para Entre Ríos y las 250.000 tn para los puertos de Quequén y Bahía blanca)2) Compromiso de los molinos harineros de comprar 1,5 millones de tn y3) implementar un mecanismo de devolución de retenciones a pequeños y medianos productores de trigo y maíz (medida anunciada en setiembre por la Presidenta pero que se pondrá en práctica recién en marzo).
Las compras que realizaran la molinería y los exportadores serán a pequeños y medianos productores que estarán incluidos en unos listados "aprobados previamente".En la exposición que se realizó en la reunión el Ministro de Agricultura señaló que "sobre un total de 29.500 productores de trigo, 27.000 son chicos y medianos, otros 800 son medianos y medianos grandes, y el 7% restante- que tiene el 50% de la producción – son grandes".De este razonamiento se desprende que el 93% de los productores producen la mitad de la cosecha de trigo mientras que el otro 50% es producido por productores que no entrarían en las disposiciones de negociación establecidas por el gobierno. Así es difícil que el año próximo se pueda cosechar mas del 50% de la producción que se obtiene este año ya que se desalienta la siembra de trigo por todas partes: los pequeños productores con todo lo que tuvieron que hacer para encontrar mercado van a ir a un producto más seguro si los suelos donde siembran tienen aptitud y los productores más grandes no van a tomar riesgo de sembrar un cultivo que solo tiene el mercado que decide el gobierno.La verdad que con lo descrito siempre se puede estar peor y lo peor que puede pasar y vamos por ese camino es que el próximo año vuelva a caer la siembra del cereal y la producción no alcance para abastecer el consumo interno.Hoy el volumen estimado de 6,5 millones de tn de demanda domestica tiene asegurado el consumo interno y la molienda para la exportación de harina. Así el sector industrial continúa siendo el más favorecido por tener oferta asegurada, crédito barato, compensaciones (con demora en las devoluciones) y posibilidad de exportar.Las exportaciones de harina de trigo autorizadas por Roe Verde en el 2009 fueron por 1.059.021 tn, superando el registro del año pasado y alcanzando un máximo respecto de los últimos años mientras que el grano está en franco retroceso. Para todo el 2009 los Roe Verde autorizados de trigo sumaron 5.009.616 tn según datos publicados por la ONCCA con fecha 22/01.En este total no se realiza la discriminación de la campaña a la cual corresponde el grano pero del cuadro que se adjunta en este comentario se puede desprender que algo más de 3,6 millones de tn corresponden a la campaña 2009/10 si consideramos la fecha de emisión de los mismos.Al volumen mencionado luego le tendríamos que sumar el millón de toneladas más de nuevas autorizaciones que se comprometió el gobierno a ampliar en la semana. De esta forma tendríamos exportaciones de trigo por casi 4,6 millones de tn de la campaña pero como se llega a semejante remanente con la caída de la producción y el citado consumo interno es una incógnita.La ausencia de datos de stocks hace casi imposible el armado de un cuadro de balance de oferta y demanda de trigo que refleje la realidad del mercado. Los datos oficiales de producción, publicados esta semana por el Ministerio de Agricultura, señalan una cosecha de 7,48 millones de tn con un avance a punto de finalizar luego de haber sembrado una superficie levemente inferior a las 3,2 millones de hectáreas.En el gráfico adjunto se muestra la evolución del área sembrada, producción y rinde del trigo de los últimos 20 años con los datos oficiales. Del mismo se desprende que los rindes en la presente campaña obtuvieron los segundos niveles productivos máximos de la historia cuando del informe mensual se desprende una gran disparidad de los rindes en las distintas regiones productoras.Además se hace referencia a los problemas climáticos que acompañaron el desarrollo de los cultivos por lo que para muchos operadores la estimación de producción puede ser elevada.Con una cosecha de 7,5 millones de tn y un consumo interno de 6,5 millones, la diferencia sobre 1 millón de toneladas que puede ser exportada responde a la existencia de grano de las campañas anteriores.Cuando en otros años se publicaba los datos de existencia era el cereal el producto que menos volumen pasaba hacia la campaña siguiente pero parece que en la presente todos quieren deshacerse del trigo aunque sin querer cobrar menos del "precio pleno" que establece el Ministerio.Para muchos la dificultad del mercado radica en el establecimiento de precios que no reflejen la realidad del mercado.
Continuar hablando de un precio FAS teórico cuando no hay exportaciones es crear una ilusión de precio que no se puede pagar en el mercado interno.El sector exportador no compra y si la industria no tiene competencia podría bajar el precio que paga en el mercado a pesar de la menor producción.Con la libertad de precios y de exportaciones el mercado de trigo puede comenzar el camino hacia la normalidad aunque al comienzo pueda tener costos para algunos sectores pero los beneficios futuros serán para todos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *