26 de enero de 2010 12:20 PM
Imprimir

Dicen que no entrarán pesqueros chinos con licencia de los kelpers

El subsecretario de Pesca, Norberto Yahuar, reconoció ayer a Clarín que impulsa un acuerdo con China que permitiría el ingreso a puertos argentinos de los barcos pesqueros de esa nacionalidad que todos los años se apostan en la Milla 201 y compiten por el calamar con la flota local. Pero afirmó que ese beneficio "no incluirá" a aquellas embarcaciones que mantengan lazos comerciales con el gobierno de Malvinas. 

Tal como informó ayer este diario, Yahuar iba a firmar un acuerdo de cooperación en materia pesquera con su par chino durante la gira que la presidenta Cristina Kirchner iba a realizar a dicho país, finalmente suspendida. El texto de dicho pacto -que ahora podría ser firmado en marzo, según dijo el funcionario- fue publicado en el Boletín Oficial del jueves pasado.

Tal como está escrito, ese pacto rompe con la añosa tradición diplomática de la Argentina de no prestar colaboración ni abrir sus puertos a la numerosa flota de buques poteros que cada año se instala en el límite de la zona económica exclusiva para capturar calamar. Dice el pacto de marras: "Las dos partes (por Argentina y China) deberían permitir a las embarcaciones pesqueras de la otra parte entrar a sus puertos para reabastecimiento, reparación, descarga o transferencia de capturas".

Sin embargo, el titular de Pesca aclaró que esta decisión "no tuerce en nada" la política de repudio a la presencia británica en Malvinas, ya que "de ninguna manera se incluirá en esta apertura a empresas que tengan vínculos con las Malvinas".

Yahuar no dijo cómo hará esa discriminación entre buques chinos y hasta ayer la Cancillería no había hecho comentarios. Los barcos chinos los han tenido hasta 2007, cuando 7 de sus embarcaciones, luego de pescar en aguas internacionales, lo hicieron en torno de las islas con licencias kelpers. Antes eran más de 40 barcos.

"China tiene a favor que hace dos años que no pesca en la zona controlada por los británicos y el acuerdo sólo será válido si continúan así", enfatizó el subsecretario. La letra fría del pacto, sin embargo, no hace mención explícita del tema, aunque sí aclara que la apertura de los puertos se realizará "de acuerdo a lo que establecen las legislaciones y reglamentaciones internas". En esta simple frase se apoyó Yahuar para negar que el pacto significará la puerta de entrada a los puertos locales de barcos chinos que hubiesen operado antes con permiso kelper.

El funcionario, uno de los principales referentes K en Chubut, sí defendió otro punto: "los barcos extranjeros no generan actividad aquí, pero sí competencia. Hoy descargan en Uruguay. Para los puertos patagónicos sería una muy buena alternativa. Sería generación de mano de obra en tierra", sostuvo. Dijo que la firma del acuerdo determina la creación de una comisión bilateral en la que la Argentina podrá reclamar una rebaja de los aranceles de importación que cobra China.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *