27 de enero de 2010 11:31 AM
Imprimir

La AFIP le pone nuevos controles a los agricultores

La semana pasada, la AFIP estableció un nuevo régimen de información acerca de las existencias de granos y la capacidad de producción aplicable a los productores agrícolas, según la resolución general Nº 2750.

Así, los agricultores tendrán hasta el 28 de febrero para cumplir, respecto de la campaña 2009/2010, el régimen de información correspondiente a las existencias de granos al 31 de agosto de 2009, tanto como de la capacidad de producción (la superficie que planean destinar a cada cultivo).
Si así no lo hicieren, se les impedirá la registración de los contratos y operaciones, serán pasibles de sanciones por incumplimiento de deberes formales y tendrán incorrecta conducta fiscal, lo que les complicará los trámites.

La voz de los productores

La resolución 2750 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) generó críticas en las entidades rurales, que consideran que la normativa podría tener varios efectos indeseados, como marginar a muchos operadores del sistema formal o dificultar las devoluciones del IVA al campo.
“Esta es una normativa que genera más controles innecesarios, más incertidumbre para el campo y no hace a su supuesto propósito, que es el control de la evasión”, sostuvo Alfredo Rodes, Director ejecutivo de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP).
“Si un productor no declara sus existencias, se corre el riesgo de salir del registro de operadores de granos, lo que prácticamente obliga a vender en negro, y quedarte sin la devolución del IVA”, dijo Rodes.
“Me da la sensación que este gobierno, como en los regímenes colectivistas, quiere tener inventario de todo. Eso es arcaico. Cuando en la mayoría de los países del mundo quieren calcular el stock de granos hacen estimaciones y usan satélites, no van a preguntar productor por productor cuántas toneladas hicieron. Por otro lado, el exceso de controles atenta contra el sistema de producción", agregó el directivo de CARBAP.
“Nuestro cálculo es que, con esta normativa, la AFIP tiene la excusa ideal para quedarse con el IVA de los que no se registren. No es poca plata. El IVA de la cosecha 2009/2010 será de 1000 millones de dólares. Con que se queden con una parte, hacen una diferencia interesante”, explicó el técnico.
La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) ya había lanzado una norma similar en junio de 2008, en pleno conflicto del Gobierno con el sector agropecuario.
La norma en cuestión obligaba a los productores a hacer una declaración jurada sobre sus stocks, aunque esto nunca se terminó de implementar, por lo que los productores no debieron declarar sus existencias.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *