28 de enero de 2010 12:56 PM
Imprimir

A través del Iscamen, el Gobierno gastará 3 millones en alimento para engordar vacas

En pocos días el Ministerio de la Producción entregará a productores ganaderos de la provincia afectados por la sequía alimentos para el ganado vacuno. Concretamente, se trata de 1,5 millones de kilos con proteínas al 14 por ciento para vacas y de una cantidad similar con proteínas al 18% para terneros.

Este programa, que beneficiará a productores que posean hasta 200 animales corresponde a las ayudas otorgadas por la Nación para mitigar los efectos negativos que causó la sequía en Mendoza y en muchas zonas del país, entre los que se incluye la entrega de casi dos millones de kilos de alfalfa.

Además, dentro de este plan ganadero provincial se incluye la apertura de un centro de engorde de terneros, que funciona en San Rafael, y que apunta a destetar a las crías para no dañar la nutrición de las vacas madres.

La contratación de la empresa proveedora del alimento, que se decidirá hoy, se hará a través de un concurso directo, al cual se presentaron cuatro empresas: una mendocina, otra de Junín de Buenos Aires, una tercera de la localidad bonaerense de Pigüe y otra de Bahía Blanca.

Según explicó a MDZ el subsecretario de Programación Alimentaria, Raúl Millán, se evaluará el costo del kilo de alimento, la calidad del mismo y la disponibilidad para entregar el 40% de los 3,5 millones de kilos de producto que se comprarán, de manera inmediata.

El dinero destinado para la compra del alimento, unos 3 millones de pesos provenientes de la Nación, será ejecutado por el Ministerio de Producción, pero serán canalizados a través del ISCAMEN (Instituto de Sanidad y Calidad Alimentaria de Mendoza).

Este es un dato que no deja de sorprender, debido a que la función de este organismo es la aplicación de las leyes nacionales (por convenio) y de las provinciales en todo lo referido a la protección fitozoosanitaria de Mendoza, posee incumbencias en el control y fiscalización de semillas; sanidad vegetal, sanidad animal en Barreras y uso racional de agroquímicos entre otros temas, muy lejana al rol de contralor.

Sin embargo, el titular del ISCAMEN, Leandro Montané, y Millán explicaron que esto se debe a una simplicidad administrativa. Es decir, para evitar abrir una nueva cuenta bancaria del Ministerio de la Producción que opere específicamente para este programa, trámite que aseguran extenso. “Se trata de una cuenta censada del ISCAMEN, donde la Nación deposita los fondos para distintos programas”, explicó Millán.

En tanto, Montané aseguró que se da dentro del acuerdo firmado en 2008 por el Ministerio de Agricultura de la Nación y el de Producción de la provincia, por el que se eligió el ISCAMEN para depositar los fondos de programas ganaderos, fitozoosanitarios y programas destinados a ayudas directas a los productores.

Además, admitió que en muchas ocasiones los fondos –por cuestiones administrativas- se depositaban en cuentas de distintos organismos no gubernamentales, que cobraban un porcentaje sobre el monto de la ejecución, mientras que el ISCAMEN no cobra.

“Se acordó canalizar los fondos en una sola cuenta teniendo en cuenta la experiencia del Instituto y porque es un organismo que permanentemente está siendo monitoreado por el Tribunal de Cuentas”, dijo Montané.

Además, aclaró que el ISCAMEN tiene la estructura necesaria para ser el “mediador” entre el Ministerio de Agricultura de la Nación y el de Producción de la provincia.

Si bien esto generará mayor agilidad en el destino de las partidas, por otra parte aumenta las responsabilidades del organismo de sanidad, que deberá controlar que los fondos destinados a la emergencia agropecuaria, como así también los reintegros a las retenciones de exportaciones vitivinícolas (24 millones de pesos), los 54 millones de pesos destinados para apoyo al sector frutihortícola, el dinero de la emergencia agropecuaria por granizo, entre otros, derivarán en un rol de auditor de la entrega en tiempo y forma a los beneficiados del Ministerio de Producción, por parte del ISCAMEN.

Según explicó Montané, la función de canalizador de fondos del organismo que él dirige implicará una revisión de las compras y la entrega del dinero. Para ello se conformará una comisión integrada por el director de Compras y Suministros del ISCAMEN y miembros del Ministerio de Producción, quienes deberán evaluar los aspectos formales, técnicos y administrativos de cada oferta.

En conclusión, una vez que el ministro de Producción, en este caso Raúl Mercau, llama a licitación o a concurso de precios, o solicita el dinero para concretar las ayudas, el Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria debe controlar las formalidades de la oferta, y luego verificar que los destinatarios de las ayudas sean los que realmente corresponden.

Por otra parte, Millán señaló que los productores afectados por la sequía deben solicitar el alimento en los centros de entrega, ubicados en General Alvear, Monte Comán, San Rafael, Santa Rosa, La Paz, Lavalle, Malargüe y San Carlos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *