28 de enero de 2010 21:09 PM
Imprimir

Buenas perspectivas para el sector ovino uruguayo

Luego de los efectos negativos que sobre el sector ovino mostró la crisis financiera internacional de fines de 2008, tanto la lana como la carne ovina mostraron una recuperación importante en los precios durante todo el año 2009. De cualquier manera, aún no se han alcanzado los valores máximos del año anterior, y es muy probable que al menos por el momento estos no se alcancen con facilidad

El stock ovino mostró una significativa reducción para junio de 2009; las faenas actuales y las expectativas de buenos precios para la carne ovina harían prever una nueva retracción para junio de 2010, a pesar de una muy buena señalada para el año en curso. La reducción de existencias ovinas es un fenómeno mundial, lo que ha determinado un ajuste muy importante de la oferta, que incide directamente en la recuperación de los precios. Desde este punto de vista, las perspectivas para el sector no son malas, pero ello no implica necesariamente que estén dadas las condiciones para que comience la recuperación del stock; esto último dependerá de las expectativas que se generen para los otros rubros del sector agropecuario que compiten con los lanares por el recurso tierra." Esta es la síntesis del informe anual de Opypa elaborado por el Ing Agr Adrián Tambler. A continuación un resumen de los principales conceptos vertidos en el Anuario más la actualización de las principa- les variables cerradas en el año calendario e información surgida en las últimas semanas. MARCO INTERNACIONAL Lana La producción de lana ha continuado descendiendo en los principales países productores y exportadores del mundo, lo que sumado a que ya se ha superado lo peor de la crisis financiera internacional ha determinado una recuperación de los precios internacionales de la fibra, casi alcanzando los niveles medios de la zafra 07/08. El informe agrega que en términos generales la oferta de lana seguirá siendo restringida a nivel mundial a partir de menores stocks, como resultado de la reducción de existencias en los principales países productores. Los buenos precios de la carne ovina y la menor competitividad relativa de la lana a pesar de la recuperación de precios, mantiene la tendencia a la liquidación de existencias. Sin embargo, el SUL publica en uno de los últimos reportes del año en base al Australian Bureau of Agricultural and Resource Economics (ABARE) que por primera vez en casi dos años no se ajustó a la baja la estimación de producción de lana en Australia y hay indicios de que en muchos estados el número de ovinos están empezando a estabilizarse. La estimación de diciembre mantuvo en 330 millones de kilos la producción de lana para la próxima zafra 09/10, similar valor a la última estimación de julio. El reporte del SUL agrega que "una serie de razones, incluyendo los rendimientos económicos relativos de los ovinos en comparación con otros rubros de la agropecuaria, están influyendo para que los productores estén comenzando a mirar de nuevo al rubro como una parte clave de su actividad agropecuaria". El informe de Opypa agrega que por el lado de la demanda el año 2009 estuvo pautado por una lenta pero continua recuperación en la mayor parte de los países desarrollados, luego de que durante el segundo semestre de 2008 la crisis afectara directamente el comercio y los precios de la lana y la vestimenta en dichos mercados. En síntesis, aunque sea leve la tonificación de la demanda, encontrará una oferta baja, con lo que cabría esperar que continúen aumentando los precios. Al respecto, los precios de la fibra en Australia se han recuperado notoriamente, superando los 8 dólares el kilo de vellón base limpia, nivel que no lograba desde mediados de 2008. La recuperación fue lenta a principios de año, para luego incrementarse notoriamente y alcanzar los niveles referidos. Carne ovina El comercio mundial de carne ovina bajó un 6% en 2009 llegando a 900 mil toneladas, de las cuales 750 mil fueron de Australia y Nueva Zelanda (83%), según se desprende del último informe mensual publicado por el SUL. Por su parte, si bien se estaría dando una recuperación en la región de Oceanía, para el próximo año no tendría la magnitud necesaria para satisfacer un incremento en la demanda del producto, en la medida que se vaya quedando atrás la crisis internacional. Este año se caracterizó por un importante descenso en la producción y exportación de cordero neocelandés, lo que agregó firmeza al mercado de este producto. De todas formas, las perspectivas para el próximo año alientan una recuperación moderada en los volúmenes producidos y exportados por Nueva Zelanda y Australia, debido a la mejora en las condiciones climáticas en algunas regiones y/o al aumento en el ingreso económico del negocio. Es así que el último pronóstico del Meat and Wool New Zealand estima un incremento en la producción de corderos del 6% respecto al año anterior, producto de una mejora en la señalada que llega al 124% desde un 113% de un 2008 caracterizado por una fuerte sequía. El mismo informe estima un incremento del 4,4% en la faena de corderos para el próximo año, lo que significa un millón más de corderos disponibles para ser faenados. PANORAMA LOCAL Stock Las cifras de DICOSE confirmaron una caída del stock del 5,3% para junio de 2009 ubicando en 8,9 millones de cabezas el stock ovino nacional, medio millón menos que el año anterior. El informe de Opypa establece que el descenso es explicado por un elevado nivel de faena comercial registrado en el último ejercicio. A su vez, el elevado ritmo de faena se mantuvo en el segundo semestre del año (1.177 frente a 909 mil en igual período de 2008), aunque el registro de muy buenas pariciones podría mantener la elevada extracción sin variar significativamente el nivel de existencias. Considerando la faena habilitada por INAC más las exportaciones de animales en pie, 2009 registró una extracción comercial de 2,26 millones de cabezas, un 20% más que el año anterior. Se ubica entre los tres años con mayor extracción de los últimos 10 años (además de 2000 y 2006), aunque en términos relativos con el stock es la más alta de la década, en la medida que las existencias son las más bajas de la historia. Lana La producción de lana descenderá para la zafra 09/10 manteniendo la tendencia de caída en el stock. La estimación preliminar realizada por el SUL la ubica en 34 millones de kilos, un 8,2% menos que la zafra anterior. En este contexto, el año 2009 mostró una sostenida recuperación en la demanda del producto por la industria local que encontró una plaza con una oferta restringida. Como sucede normalmente, en la medida que los precios de la lana comenzaron a subir en el mercado local, el distanciamiento entre las referencias de la lana fina con la lana media y gruesa se fue acrecentando, hasta llegar en la actualidad a una relación mayor a 2 considerando un Corriedale medio a 2,25 dólares por kilo de vellón base sucia y un Merino general de 21 a 22 micras a 5 dólares. Exportaciones El SUL realiza un completo informe al cierre del año donde destaca que el volumen de lana exportado en el año equivalió a 49,8 millones de kilos de lana base sucia, un 7% menos que en 2008. El 70% fue como lana peinada (tops), 21% lana sucia y 9% lana lavada, destacando solamente el aumento del 13,6% en las ventas de lana sucia respecto al año anterior. En materia de destinos China volvió a ser el mercado mayoritario con el 60% de las compras de lana sucia, lavada y peinada, habiendo registrado un aumento del 4,6% respecto al año anterior. En términos de divisas generadas el sector lanas y productos de lana bajó un 28% respecto a 2008. Los tops, el producto principal, redujeron sus ventas un 3,6% en volumen y un 26% en valor, significando 94 millones de dólares frente a 127 millones del año anterior. En productos con agregado de valor se destaca el fuerte descenso en las exportaciones de tejido pasando de 32 a 16,5 millones de dólares este año, prácticamente una caída del 50% en el nivel de las ventas. Carne ovina La faena acumulada en 2009 llegó a 2.131 mil cabezas ovinas, un 20% más que el registro de un año anterior. Los corderos fueron la categoría que mayor aumento tuvo con 1.108 mil cabezas sacrificadas, 225 mil más que en 2008 (+26%). Los corderos representaron este año el 52% de toda la faena (50% en 2008), seguidos por 570 mil ovejas (27%), 237 mil capones (11%) y 208 mil borregos (10%). En materia de precios para el productor, el año 2009 mostró una fuerte recuperación, alcanzando en diciembre valores que se ubican un 15% por encima de un año atrás. El cordero alcanzó en primavera referencias de 2,4 a 2,5 dólares por kilo en segunda balanza, a levantar y con plazo, mientras que las categorías adultas mantuvieron también precios muy firmes en la segunda parte del año. Exportaciones La información proporcionada por INAC indica que se exportaron 31,8 mil toneladas peso carcasa de carne ovina, un 29% más que en 2008, acompañando en buena medida el incremento de la faena industrial. En términos de valor se alcanzaron 81 millones de dólares por ventas de carne ovina, un 15% más que el año anterior y un nuevo record en la materia. Pese a haber caído un 11% respecto al récord de 2008, el precio promedio de exportación se ubicó en 2.569 dólares por tonelada peso carcasa., un destacado nivel en términos históricos. En materia de mercados la Unión Europea y Brasil continuaron siendo los destinos principales, si bien bajaron considerablemente su participación en el total pasando del 75% al 53% en conjunto. El lugar fue ocupado por Jordania, Arabia Saudita y Rusia, entre otros. En el caso de los países árabes, su participación en términos de divisas equiparó, en forma conjunta, a la de Brasil. En ambos mercados se exportó carne con hueso ampliando las opciones de negocio para este producto y logrando promedios de la tonelada exportada por encima de los 2000 dólares. Ovinos en pie Al cierre de 2009 la cantidad de lanares embarcados o exportados vivos llegó a 125 mil cabezas, un 25% más que el registro del año anterior. El precio subió de 46 a 52 dólares FOB por cabeza, aunque de la información proporcionada por Urunet se desprende que el peso promedio este año fue levemente mayor al registrado el año pasado, pasando de 35 kilos por cabeza. Trasladado al precio por kilo no hubo diferencias entre años, con un promedio de 1,48 dólares FOB por kilo en pie. Los últimos dos años representan los niveles más bajos de exportaciones en pie, en términos de volumen, si lo comparamos con lo que ocurrió en los últimos años luego de la aftosa (2003 en adelante). La región de Medio Oriente continúa siendo el principal demandante, destacándose Egipto, Líbano y Siria como mayores compradores. Este año en particular se destaca la participación de Brasil con el 15% del mercado en términos de valor. Perspectivas de mercado A modo de síntesis, el informe de Opypa subraya que los efectos de la crisis fueron muy importantes para el sector ovino, aunque afectando de manera más importante a la lana que a la carne. Superado lo peor de la crisis las perspectivas para ambos productos aparecen promisorias, en la medida que el aumento de la demanda tendrá que ser enfrentado con majadas que en la mayoría de los países exportadores mantienen la tendencia bajista. Respecto a nuestro país, el marco es similar al contexto internacional, y el informe destaca que dependerá de la competitividad relativa con otros rubros que el stock detenga o no su caída, en la medida que buenos precios para la carne ovina y lana por sí solos no garantizan la expansión del rubro.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *