29 de enero de 2010 12:46 PM
Imprimir

Los chinos prefieren la soja de Sudamérica

Algunos compradores chinos que reservaron cargamentos de soja estadounidense los cambiaron por envíos sudamericanos. Aunque los operadores no anticipaban muchas cancelaciones pues la mayoría de los compradores ya han pagado depósitos y costos de fletes  

Algunos compradores chinos que reservaron cargamentos de soja estadounidense los cambiaron por envíos sudamericanos.
   
La autoridad sanitaria china, en tanto, retuvo un cargamento de soja estadounidense en el puerto de Ningbo por preocupaciones sobre la calidad.
 
Los compradores chinos cancelaron dos cargamentos estadounidenses para envío en febrero a cambio de los sudamericanos para fines de mes por las expectativas de que el mercado doméstico mejorará a partir de marzo, dijo una fuente del sector.
   
Pero los operadores no anticipaban muchas cancelaciones pues la mayoría de los compradores ya han pagado depósitos y costos de fletes, aunque las caídas de las primas y los pobres márgenes de procesamiento estaban favoreciendo a los cargamentos de América del Sur, más baratos.
   
Las expectativas de cosechas récord en Brasil y Argentina, el segundo mayor exportador mundial y el tercero, respectivamente, han provocado caídas en los precios de la soja de Chicago, a los mínimos en tres meses y medio.
   
Antes de la disminución de los precios, los compradores chinos habían reservado casi 21 millones de toneladas de Estados Unidos, el mayor exportador, para aprovechar los buenos márgenes de procesamiento que había entonces, que ahora han caído a niveles nulos o incluso negativos.
   
También se prevé que las importaciones de soja en enero y febrero sigan altas en más de 4 millones de toneladas cada uno de los dos meses, mientras que la demanda doméstica de harinas forrajeras está en baja después de que una gran cantidad de ganado fuera sacrificado para los festivos del Año Nuevo Lunar.
   
Esas fiestas caen a mediados de febrero, cuando los procesadores también suspenden sus operaciones.
   
En tanto, un ejecutivo de una procesadora local cerca de Ningbo, provincia de Zhejiang, dijo que una autoridad local de cuarentena estaba reteniendo uno de sus cargamentos de soja estadounidense luego de que se hallaran algunas semillas rojas.
   
Mientras tanto, la cosecha del ciclo 2009/10 de Argentina alcanzaría el récord de 51 millones de toneladas, muy por encima de los escasos 32 millones de la campaña 2008/09, que fue golpeada por una feroz sequía, dijo el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.
   
La producción de soja en Argentina, tercer exportador mundial de la oleaginosa y el mayor proveedor de su harina y aceite derivados, superaría en este ciclo los 47,5 millones de toneladas del récord anterior, registrado en 2006/07, según cifras oficiales.
   
Según el informe, el estado de los cultivos de soja es favorable, pero "la persistencia de la condición buena/muy buena sobre gran parte del área implantada, se encuentra condicionada al cumplimiento de las lluvias pronosticadas hacia el próximo fin de semana".
   
Desde la semana pasada se registran temperaturas muy elevadas en distintas zonas productoras que, de continuar, podrían provocar daños en los cultivos, consignó.
   
La Bolsa de Cereales dio por finalizada la siembra de los 19 millones de hectáreas previstos para la oleaginosa 2009/10, en un avance intersemanal de 0,7 puntos porcentuales y 1 punto por delante de similar fecha de la campaña previa.
   
El Gobierno aún no realizó una estimación de la cosecha de soja 2009/10, mientras que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) prevé que la producción del grano argentino será de 53 millones de toneladas.
   
A su vez, la Bolsa de Cereales elevó su estimación de la producción de maíz argentino del ciclo 2009/10 a 18,4 millones de toneladas, desde los 18 millones de toneladas de la semana anterior.
   
La entidad dio por finalizada la cosecha de trigo 2009/10 la semana pasada, la que calculó en unos limitados 7,44 millones de toneladas debido al impacto de una sequía.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *