30 de enero de 2010 07:19 AM
Imprimir

Las enfermedades foliares del maíz

Una especialista del INTA Pergamino repasa los problemas sanitarios del cultivo y ofrece consejos para combatirlos

Lucrecia Couretot, ingeniera agrónoma del área de Desarrollo Rural del INTA Pergamino, analizó la situación actual del maíz en cuanto a enfermedades foliares, entregando de esta forma respuestas a las consultas que por estas horas productores y asesores están demandando. "Este año los maíces están en muy buen estado de cultivo. Tuvimos en estadíos vegetativos algunas condiciones climáticas específicas, como temperaturas frescas; alta humedad relativa; formación de rocío por varias horas sobre la superficie foliar; que ha llevado a que tengamos en floración niveles de severidad de roya común del maíz del 20-25% en híbridos susceptibles", dijo la profesional. Desde el área de trabajo todos los años cuentan con un perfil sanitario de híbrido en maíz en comportamiento a roya que permiten monitorear lo que sucede con los híbridos más susceptibles. Las hojas clave "Las hojas que debemos observar son las que rodean la espiga, debido a que estas -y las que se encuentran por encima-, son las que más aportan al llenado de los granos. Los controles con fungicidas son una forma eficiente de combatir esta enfermedad, para híbridos susceptibles los mejores controles se encontraron en los estadios V8-V9, cuando se alcanza el umbral de control (5-10% de severidad en hojas que rodean la espiga), mientras que en híbridos moderadamente susceptibles o susceptibles que alcanzan el umbral de control en VT-R1 también los controles químicos han arrojado resultados positivos en el control de esta enfermedad", sostuvo. "Contamos -agregó- con ensayos a campo que nos permiten realizar experiencias con el objetivo de contar con mayor información sobre momentos de aplicación para el control de enfermedades foliares en maíz, especialmente de lo que es roya común causada por Puccinia sorghi , y la aplicación de diferentes productos fungicidas ya sea triazoles o mezcla de triazoles con estrobirulina, a partir de esto nosotros hacemos un monitoreo de la enfermedad en el tiempo comparando el testigo con los tratados y lo estamos haciendo en híbridos susceptibles, moderadamente susceptibles y este año incorporamos control en maíz pisingallo." Añadió que el impacto que tiene la enfermedad en campañas como esta con condiciones predisponentes, es la disminución del área foliar verde y a su vez cuando es elevada la severidad faltan fotosintatos para llenar los granos y el maíz comienza a removilizar reservas del tallo. La especialista agregó que con bajos a moderados niveles de severidad, pero con mayor prevalencia que campañas anteriores, se registra presencia de Tizón del Norte causado por Exserohilum turcicum formando lesiones ahusadas de color verde-grisáceo que son inicialmente visibles en el estrato superior de la planta. "En los últimos años se han incrementado los patógenos necrotróficos (Tizón del Norte, Mancha gris) que producen manchas foliares en maíz, esto en general se debe a la continuidad y aumento de la superficie bajo siembra directa en la región norte de la provincia de Buenos Aires, por lo cual también estamos monitoreando este tipo de patógenos y su control", detalló Couretot. Además, el INTA Pergamino continúa con la línea de trabajo en lo que respecta al perfil sanitario de híbridos de maíz para enfermedades foliares en diferentes localidades del norte de la provincia de Buenos Aires.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *