30 de enero de 2010 07:23 AM
Imprimir

Las políticas distorsivas que llevaron a la crisis

Son muchas las políticas distorsivas que generaron la actual situación de martirio para los productores de carne, en especial los criadores. Asimismo, debiéramos tener en cuenta el impacto regional y geopolítico de estas medidas.

En este sentido, de revertirse, no podemos dejar de mencionar el efecto que tendría en las regiones ganaderas una inyección anual de US$ 1500 millones sobre la demanda laboral, los proveedores de insumos y de servicios, las recaudaciones de impuestos provinciales y de tasas municipales, además del aumento de la actividad económica general. Las políticas intervencionistas son las siguientes: La carga "oculta" que estamos midiendo. No sólo bajó el precio relativo de lo que recibe toda la cadena cárnica, sino que, como vimos anteriormente, dentro de ese precio cayó la participación del productor en el precio en gancho desde el 55% al 42,9%, es decir, 12,1 puntos porcentuales. Por este motivo la transferencia de ingreso es de aproximadamente $ 3500 millones. Si a esto agregamos la pérdida de ingresos derivada de retenciones ($ 2220 millones), computamos una pérdida total de ingresos estimada en $ 5740 millones (que equivale a US$ 1500 millones).  La enorme disminución del stock ganadero, con pérdidas de 7 millones de vientres y de 11 millones de terneros, que equivalen a 1,3 millones de toneladas de carne. También se ha desalentado cualquier crecimiento del stock.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *